scorecardresearch

Hallan en las 148 una máscara similar a la del crimen de Loren

F. J. R.
-

El descubrimiento se produjo tras el desahucio y la limpieza de los trasteros okupados por una veintena de jóvenes marroquíes. La policía científica procedió a su retirada. Están a punto de cumplirse seis meses del terrible asesinato

La noche del asesinato se vio en el garaje de los Pisos Negros a una persona con idéntico disfraz y un machete. - Foto: Yolanda Lancha

Faltan días para que se cumplan seis meses del asesinato del joven Lorenzo Pompiliu en el Parque Lineal del Polígono y aún no se ha producido ninguna detención al respecto. La investigación policial sigue su curso y se siguen trillando todas las pistas que puedan dar con la identidad del autor de tan salvaje crimen.

Una de las pocas certezas que maneja la Policía Nacional es que el asesino salió de la zona de garajes de los conocidos como 'Pisos Negros', una promoción de 148 viviendas públicas que, en los últimos dos años, ha visto como el 20% de sus pisos eran okupados.

Hace tiempo que la convivencia se rompió en esa urbanización de la calle Río Yedra, pasando a imperar las amenazas, el tráfico de drogas y hasta la prostitución.

La máscara encontrada coincide con la del personaje de Jason, de la película Viernes 13.La máscara encontrada coincide con la del personaje de Jason, de la película Viernes 13. - Foto: LTAdemás de los pisos, muchos trasteros de la promoción también fueron okupados en su día. Se trataba de un grupo de unos veinte jóvenes marroquíes que no dudaron en reventar casi todas las puertas.

El trapicheo de droga, principalmente marihuana, era constante en el garaje. Los okupas rompieron la puerta de acceso y era habitual el trasiego de gente hasta que a comienzos del pasado mes de marzo la empresa pública Gicaman decidió tapiar la entrada de vehículos al parking y se pudo desahuciar a muchos de esos jóvenes okupas.

Días después, durante los trabajos de limpieza de los trasteros, se descubrió entre una pila de basura una máscara del protagonista de la película de terror Viernes 13, similar a la que varios testigos del caso señalan como disfraz del asesino de Lorenzo.

Agentes de la policía científica acudieron al lugar para proceder a la retirada de la máscara, sin que de momento haya trascendido algún avance en la investigación o paso que demuestre que esa careta fue la empleada en el crimen.

De ser así, aún sería complicado que pudiera ser utilizada en el caso, ya que el hecho de llevar varios meses enterrada en basura podría haber degradado los posibles restos biológicos.

Con todo, en el mes de enero se incorporó al caso la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Madrid, que cuenta con más medios tecnológicos de los que existen en la comisaría de Toledo.

Se tendría que dar la casualidad de que se hubiera hallado en la máscara ADN de la víctima para poder emplearla en el caso, así como de una tercera persona que sería su asesino.

El hecho de que el asesinato se cometiera con disfraz, y que existan tan pocas pistas, hace que la policía tenga que ser muy cautelosa para poder romper la presunción de inocencia del presunto homicida.

El asesinato de 'Loren', de 21 años, se produjo en la madrugada del pasado 31 de octubre. Perdió la vida violentamente, a consecuencia de un fortísimo tajo en el cuello producido por un machete. No por un cuchillo ni por una katana, como se llegó a especular en los primeros momentos en diversos medios de comunicación, sino por «un machete de grandes dimensiones y punta curva», tal y como se indica en los informes policiales y forenses del caso, a los que ha tenido acceso La Tribuna.

Un hombre disfrazado con una máscara (tipo calavera, según un testigo presencial del ataque; o de Viernes 13 para otros testigos previos) fue el encargado de sesgar su vida tras pedir a Loren, y un amigo que en esos momentos le acompañaba por el parque, que le entregaran «todo lo que tengáis».

Los primeros momentos fueron como de sorpresa para los asaltados, que le pidieron explicaciones de su actitud sin dar aparentemente mucha credibilidad al atraco. Eso provocó la reacción del asaltante, que golpeó con violencia el suelo con el machete a la vez que gritó en una actitud ya claramente violenta: «¡Que es de verdad, eh!».

Los dos jóvenes trataron de calmarlo, afirmando que llevaban poco dinero, saliendo Loren al paso para terminar de darle un billete. Loren preguntó en ese momento cuánto le había dado y el agresor respondió «diez euros», poniendo delante de Loren el billete para que lo viera. En ese momento, el joven lo agarró y, sorpresivamente, el enmascarado reaccionó asestando un golpe de arriba a abajo con el machete, que le impactó en el lado izquierdo del cuello.

Cuando recuperó el brazo, con suma rapidez, lanzó otro golpe idéntico al amigo de Loren, pero éste logro esquivarlo, resultando tan solo herido leve en la oreja.

El testigo aseguró a la policía que el autor era un hombre joven, de entre 170 y 175 centímetros de altura, al que no llegó a ver ni los ojos ni el pelo por llevar el rostro cubierto con una máscara «tipo calavera».

El asesino vestía ropa oscura y esgrimió el machete con la mano izquierda. Además, el testigo creyó recordar en su voz «matices latinoamericanos, aunque también podía ser español».

Con todo, si bien es cierto que el testimonio del amigo de la víctima es importante, también lo fue otro que se registró horas más tarde en la comisaría de policía.

Una mujer telefoneó para comunicar que su hijo, menor de edad, en compañía de otros amigos, se encontró con un tipo de similar descripción al asesino media hora antes del ataque a Loren en el garaje de los 'Pisos Negros'.

El sospechoso comenzó a perseguirles «levantando mucho las piernas, como a saltitos». Parecía interpretar un papel y, daba zancadas muy grandes «como un psicópata».

Estos jóvenes ofrecieron una descripción más detallada del individuo, al que vieron a la luz de la farolas. Dicen que medía sobre 185 cm y vestía una sudadera azul oscuro, pantalones vaqueros y zapatillas Adidas negras.

Además, la máscara con la que ocultaba su rostro (su pelo y sus ojos, porque tenía una telilla) fue descrita como la del protagonista de la película de terror 'Viernes 13'; de portero de hockey con manchas rojas.

El asaltante en ese momento no habló, pero los jóvenes se dieron cuenta de que el machete tenía «algo de color azul».

Los investigadores de la Policía Nacional dan plena veracidad a esta declaración del menor, y consideran que esa misma persona es el autor de la muerte de Loren.

El hallazgo ahora de una máscara similar en la misma zona donde se vio por primera vez al teórico asesino podría dar un nuevo giro al caso medio año después.