scorecardresearch

La Empresa Familiar advierte que los costes afectarán a empleo

EFE
-

El presidente de la Asociación de Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, Juan Ignacio de Mesa, considera que muchas empresas no van a poder afrontar los incrementos de costes de producción porque no lo van a poder trasladar al producto final

Juan Ignacio de Mesa - Foto: Javier Pozo

El presidente de la Asociación de Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, Juan Ignacio de Mesa, considera que muchas empresas no van a poder afrontar los incrementos de costes de producción porque no lo van a poder trasladar al producto final, y eso implicará cierre o disminución de la producción que afectará al nivel de empleo.

Así se ha pronunciado De Mesa en declaraciones a los periodistas durante la celebración de la Asamblea general de la Asociación de Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, que cumple 20 años, y donde ha resaltado que todos los socios han sobrevivido a la pandemia, que continúa, y además ahora se enfrentan a la inseguridad que crean circunstancias como la guerra de Ucrania, la inflación y la subida de los costes de la energía.

"Esto supone un escenario al que nos tendremos que adaptar muy rápidamente y necesitamos liderazgo y capacidad para dar respuesta a lo que se nos viene encima", al tiempo que ha destacado que la empresa familiar "tiene más flexibilidad y capacidad para afrontar y sobrevivir a cualquier tipo de crisis y poderse adecuar a las circunstancias".

Según De Mesa, las empresas tienen que planificar que "los escenarios siempre pueden ir a peor", por lo tanto tienen que prever los suministros para tener la certeza de que no se va a eliminar o reducir la capacidad de producción o de servicio a los clientes en tiempos inmediatos.
En segundo lugar, ha continuado, tienen que reducir costos, puesto que hay una serie de partidas que no controlan cuyos precios van a seguir aumentando como la energía , los carburantes, la logística y las materias primas.

"Estamos viendo algunos incrementos que están por encima del 100 %, lo cual repercute en los costes de producción de cualquier empresa y tenemos que procurar de qué forma procedemos a minimizar el impacto, porque como tengamos que trasladar los impactos de los costes de producción al precio final de nuestros productos, vamos a generar una espiral de inflación que va a hacer que las economías domésticas no lo puedan soportar y nos encontremos con un verdadero problema social que lo vamos a vivir en mayor o menor grado en un plazo muy reducido de tiempo", ha advertido.

El empleo se va a ver afectado, muchas empresas no van a poder afrontar los incrementos de gastos porque no lo van a poder trasladar al producto final, y eso implica cerrar o disminuir la producción, lo que afecta al nivel de empleo.

Para Juan Ignacio de Mesa, el Gobierno debería haber tomado decisiones "hace quince días", pero "en este país se toman las decisiones por razones electorales, siempre son políticas a corto plazo, de todos los gobiernos", ha lamentado.