La Junta entra el lunes en la parcela privada con amianto

J. Monroy
-

Procederá a soterrar una gran montaña en los terrenos, para desplazarse después por los volquetes y el arroyo. Mientras tanto, continúan los trabajos en Laguna de Arcas, que seguirán en Barrio Avanzado

La Junta entra el lunes en la parcela privada con amianto - Foto: ï»Yolanda Lancha

La viceconsejería de Medio Ambiente de la consejería de Desarrollo Sostenible va a comenzar el próximo lunes los trabajos de sellado en la parcela de la familia Torrejón, para los que recientemente recibió permiso judicial. No saldrá de allí, según el mejor de los calendarios previstos, hasta julio de 2021. Estos fueron algunos de los datos que salieron a colación en un encuentro técnico en el que la viceconsejería y la empresa pública Tragsa quisieron explicar a la plataforma Mi Barrio sin Amianto las labores a desarrollar a partir de ahora para acabar con el problema del amianto.
Según las explicaciones, por lo tanto, de Tragsa, las primeras actuaciones, que se inician el lunes, tendrán lugar en los focos 6 y 7. Se trata de una enorme montaña de amianto, que los vecinos del entorno conocen muy bien, porque está muy cerca del Club Deportivo El Mirador. La empresa pública desarrollará en este lugar unos trabajos similares a los que ya hizo en el foco de Liberbank, un sellado integral del montículo. Los trabajos contarán con un presupuesto de 265.000 euros y está previsto que tengan un plazo de tres meses, por lo que continuarán hasta mediados de marzo.
Este era el primer encuentro entre ambas partes después del verano y también desde que la Justicia diera permiso a la Junta para entrar en esta enorme parcela privada, en la que están la mayoría de los focos de amianto detectados por Emgrisa y la plataforma, junto a los espacios de titularidad regional. Junta y Tragsa ofrecieron básicamente información técnica de los trabajos a realizar. A preguntas de los vecinos, también establecieron, con prudencia, calendarios y presupuestos. Por su parte, la plataforma mostró su preocupación ante el hecho de que de los más de tres millones previstos para estos trabajos, hasta ahora la Junta solo tenga aprobados los 265.000 euros de los trabajos que se inician el lunes. También le pidió a Medio Ambiente que le mantenga informada de los avances en el proceso.
Mientras se inician los trabajos de sellado en la parcela privada, la Junta continúa con la retirada del amianto de su propia parcela en Laguna de Arcas, junto a las viviendas. Está previsto que la tercera fase de la actuación, que se está desarrollando en estos momentos, pueda concluir entre marzo y abril del próximo año. La carpa ya se ha desplazado por la casi totalidad de la parcela y solo falta un extremo, tocante con Ventalomar.
Es por esa fecha, aproximadamente en abril de 2020, cuando se tienen que iniciar los trabajos de sellado al otro lado de la calle, en la otra parcela del Gobierno regional en el entorno, la denominada como Barrio Avanzado. La duración de las obras es de seis meses, con lo que deberían acabar en torno a octubre de 2020. Su presupuesto es de 800.000 euros, que todavía están pendientes de aprobación por parte de la Junta.
Resto de la parcela. De forma paralela a los trabajos en sus propios terrenos, la Junta va a continuar trabajando en la parcela de la familia Torrejón. Por un lado, es tal el volumen de amianto allí acumulado, que tendrá que ir desplazándose por ella a medida que vaya concluyendo espacios. Además, estos trabajos se tendrán que coordinar con la Confederación Hidrográfica del Tajo en lo relativo al entorno del arroyo.
Para estas actuaciones, la Junta ha previsto tres presupuestos: el de la actuación que comienza este lunes, otro para lo tocante al arroyo, de un millón de euros, y otro de siete mil euros más para el resto de focos. Las dos últimas partidas están todavía pendientes de aprobación. Prevé la viceconsejería, siempre según el mejor calendario previsto, poder desplazarse a estos espacios en octubre de 2020 para trabajar allí durante diez meses, hasta julio de 2021.
¿En qué van a consistir estas labores? En todo momento estamos hablando de sellado del amianto. Tras cubrir la montaña de los focos 6 y 7, Tragsa enterrará los montículos mayores del resto de la parcela y desplazará los más pequeños (que son los que están más cerca de las viviendas) hasta los cúmulos mayores o el entorno del arroyo para cubrirlos allí. Un Ramabujas que, con la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Tajo, quedará soterrado. Todo a lo largo del arroyo hay vertidos, con lo que los trabajos, en realidad, serán diversos.
La reunión. Durante el encuentro, el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, trasladó a los vecinos sus disculpas por la demora en la resolución judicial para entrar en la empresa privada.
Fuentes vecinales, por su parte, han manifestado sus satisfacción con el desbloqueo de los trabajos y la colaboración de la Viceconsejería. Pero la plataforma está muy sorprendida de que las partidas presupuestadas no hayan sido aprobadas en los presupuestos de la Junta para 2020. La Junta ha asegurado que un dinero que los órganos competentes lo aprobarán, y no deberá haber problemas.
Además, los vecinos pidieron a la viceconsejería que informe del momento exacto en el que se aplique el  líquido sellante de color rojo, que evita la emisión de fibras al aire, paso previo antes de actuar sobre cada uno de los vertidos. También solicitaron a Tragsa que les facilite los resultados de las mediciones del aire que realiza de manera periódica en el proceso de descontaminación.
Fuentes vecinales han mostrado su predisposición a continuar trabajando en lo que esté en su mano con la Junta, así como velar por que todo salga bien. No en vano, ven el Marchán una completa predisposición a solucionar el problema. Desde la consejería han confirmado a La Tribuna igualmente una buena relación con los vecinos. Harán con la plataforma tantas reuniones informativas sean necesarias y que la Junta podrá el dinero necesario sobre la mesa.