scorecardresearch

Toledo necesita ampliar su red ciclista en 43 kilómetros

M.G
-

La ciudad dispone actualmente de 31 kilómetros de red ciclista, pero se detectan deficiencias en la conexión de los tramos. El Plan de Movilidad plantea ampliar los ciclocarriles y habilitar vías verdes

Toledo necesita ampliar su red ciclista en 43 kilómetros - Foto: Yolanda Lancha

«Nada se compara con el simple placer de andar en bicicleta». Cualquiera que monte a dos ruedas podría haber pronunciado la frase, pero la dijo en su momento el expresidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, gran aficionado. Una reflexión muy actual que puede usarse de eslogan para fomentar su uso como transporte alternativo en Toledo. El documento inicial del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que acaba de finalizar su plazo de aportaciones, reserva un apartado específico  para la movilidad sostenible, que a su vez mejora la calidad de vida de los residentes.

En principio, la ciudad todavía tiene mucho que hacer en esta materia. Así lo deja caer 'Tema Ingeniería', la empresa encargada del proyecto, al proponer medidas para lograr itinerarios escolares seguros. En este caso, reconoce que la ciudad «no tiene consolidadas todavía las infraestructuras seguras para el ciclismo».  Si bien, ve viable su implantación progresiva para obtener una «red coherente, segura, cómoda y atractiva, con el fin de conseguir que la bicicleta sea una opción más para el transporte diario».

El plan plantea cinco líneas de actuación para aumentar los desplazamientos realizados en modos sostenibles, con lo que el uso de la bicicleta resulta fundamental en esta estrategia. Por tanto, el reto del Ayuntamiento debería ser ambicioso porque se propone la mejora de la red ciclista en la ciudad, la creación de una red de itinerarios ciclistas urbanos, que incluyen los escolares, la conexión entre barrios, la implantación de un sistema de alquiler de bicis y la distribución de aparcamientos.

Toledo dispone actualmente de 31 kilómetros de red ciclista, pero se detectan «diversas deficiencias por falta de regularidad y conectividad en sus tramos». En plan de movilidad propone un aumento de kilómetros, pero considera que la medida debe acompañarse de otros servicios complementarios -como aparcamientos o sistema de alquiler de bicicletas- que ayuden a fortalecer un medio de transporte económico y sostenible que ocupa un importante lugar en muchas ciudades.

En este caso, resulta imprescindible que el Ayuntamiento elimine los puntos conflictivos y los itinerarios parciales y se comprometa a poner en marcha distintas acciones dirigidas al mantenimiento y conservación de las vías ciclistas, incluyendo la mejora de la señalización.

El PMUS tiene en mente aumentar la red ciclista hasta alcanzar los 72,9 kilómetros en su totalidad, es decir, prácticamente 42 kilómetros más, la mayoría atendiendo al modelo de ciclocarril, la vía que discurre adosada a la calzada y comparte circulación con el resto de vehículos.

Además, la propuesta incluye crear algo más de diez kilómetros de carriles bici, un kilómetro de acera-bici -carril que se señala sobre la acera-, once kilómetros de senda ciclable y poco más de dos kilómetros de vía verde.

conexión entre barrios. Toledo tiene margen par habilitar nuevas rutas. El documento señala la posibilidad de habilitar la antigua vía del ferrocarril a Bargas, que cruza el río Tajo, y conecta Santa Bárbara y Azucaica. Se plantea como vía verde de dos kilómetros, que sustituiría a los  7 kilómetros actuales por carretera. Si bien, el proyecto exige la rehabilitación integral del trayecto y del puente sobre el Tajo.

Otra conexión pendiente y muy demandada conectaría Santa Bárbara con el Polígono. Ahí se podría establecer un carril-bici direccional en la mediana de la carretera TO-23. Si bien, haría falta también habilitar el punto de conexión con la actual red  el acceso al Parque Lineal a través de un paso de peatones iluminado. Aun así, sería posible plantear otra alternativa, la conexión de ambos barrios desde el Complejo Deportivo de Santa Bárbara hasta el Polígono por la Fuente del Moro.

La mejora de la red debe incluir conexiones ciclistas en la Legua y Valparaíso, con un tramo de carril bici a la altura del puente que une ambos barrios. El plan recoge el acceso a la zona verde 'El cordel de Olías' a través de Buenavista;la conexión en bicicleta entre el Campus de la Fábrica de Armas y La Peraleda; entre la Legua y la Peraleda;y entre la Avenida de Adolfo Suárez y la senda ecológica del Tajo. En este último caso se invita a  las inmobiliarias que desarrollen la zona a potenciar la conexión peatonal y en bicicleta.