La belleza de la imperfección

Lola Morán Fdez.
-

Este martes se inaugura en El Salvador la exposición 'Atrévete a quererme' de Inma Ochoa, que crea cerámica tradicional decorada con ilustraciones con la que busca emocionar al espectador

La belleza de la imperfección

Mostrar la belleza de la imperfección en piezas cerámicas en cuanto a que son «maravillosas e irrepetibles» y trasladar emociones al espectador son dos de las premisas de la exposición ‘Atrévete a quererme’, de la artista Inma Ochoa, y que se inaugura este martes en el Punto de Encuentro y Cultura El Salvador. El concejal de Promoción Cultural, Carlos Gil, presentó esta muestra junto a la autora y remarcó que si bien es cerámica tradicional, se trata de una obra «fresca, alegre, atractiva» que supone una técnica de arte conceptual desde la perspectiva tradicional, que utiliza el estilo de la cerámica talaverana y la naturaleza.
A través de esta exposición, Ochoa busca transmitir su interpretación de la técnica japonesa del Kintsugi de la belleza de las cicatrices de la vida y hacer ver la belleza de la imperfección en los errores cerámicos de las piezas en cuanto a que son «maravillosos e irrepetibles». Así, el proyecto ‘Atrévete a quererme’ pretende trasladar ese mensaje de quererse a uno mismo, con sus imperfecciones y sus maravillas. «Tú eres el producto de ese conjunto», explicó la artista.
Por ello, en la exposición se pueden contemplar piezas que, a simple vista, están rotas pero que tienen «su propia historia» y precisamente esto «le da mayor valor». «Esta cerámica puede ser imperfecta, puede ser diferente, pero sigue teniendo esa belleza que tenemos que darle como Bellas Artes», explicó.
La belleza de la imperfecciónLa belleza de la imperfecciónDe hecho, Ochoa expuso que su obra pretende hacer ver que la cerámica no es un «arte menor» sino que hay que situarla «entre el arte, la cultura y el diseño». Asimismo, indicó que, en sus piezas, intenta «hacer una fusión entre lo bello y lo útil» para dejar claro que ambas opciones no son contradictorias.  
En su caso, recurre a la técnica tradicional de la sobrecubierta de Talavera, pero de una manera «innovadora y diferente». De hecho, la artista señaló que aprendió a «amar la cerámica en su plenitud, y me pareció tan maravillosa que decidí hacer algo diferente con este material». De este modo, mezcla lo tradicional con lo moderno, utilizando soportes tradicionales y añadiendo después diseños actuales, utilizando la ilustración para decorar la cerámica, «siempre con una función emocional».
En este sentido, Ochoa señaló que la cerámica es «un soporte maravilloso» al que recurre para expresar sus emociones al espectador y que no vea la cerámica como meramente decorativa, sino «como algo que expresa emociones».
La belleza de la imperfecciónLa belleza de la imperfecciónEn su exposición, que reúne unas 200 piezas, hay una conexión «total y absoluta» con la poesía a través de una serie de estrofas y fragmentos de escritos de distintos autores junto a las diferentes colecciones, con las que se mezclan «para tener un sentido y una historia propia».
La exposición se inaugurará este martes a las 20:00 horas en El Salvador, donde se podrá visitar hasta el próximo 14 de agosto en horario de 10 a 14 horas.