Mónica Naranjo: sorpresa tras sorpresa

J.M.
-

Unos 400 espectadores concurrieron ayer en el Palacio de Congresos a la segunda y última sesión de 'Mónica Naranjo al desnudo'. La cita permitió a los aficionados conocer y compartir confidencias y reflexiones con la diva en sus 25 años como artista

Mónica Naranjo: sorpresa tras sorpresa - Foto: Photographer: Tomas Alonso

Las sombras del mundo del espectáculo alimentaron la sobresaliente película ‘Eva al desnudo’, dirigida por Joseph Mankiewicz y protagonizada por Bette Davis. La ambición, los celos y el arribismo se entremezclan en este largometraje de hace 70 años. El título del encuentro organizado por la cantante Mónica Naranjo  (’Mónica Naranjo al desnudo’) parece homenajear a esta cinta que versa sobre lo intrincado del éxito, pero la artista catalana tejió la convocatoria como una mezcla de confidencias y acercamiento a la multitud de seguidores.
Unos 400 concurrieron ayer en la segunda de las sesiones preparadas en el Palacio de Congresos de Toledo durante el fin de semana. Los aficionados aguardaban la fila de entrada con expectación para comprobar el contenido de una oferta extraordinaria en el contexto de los artistas porque no se había publicitado como un concierto al uso. De hecho, la hora de inicio estaba concertada a las 11,30 de la mañana, y los más despistados habían adquirido la entrada para el sábado creyendo que era por la noche, por lo que debieron esperar al día siguiente para encontrarse con la cantante, quien había dado este paso para conmemorar los 25 años como estrella.
Para calentar el encuentro, los presentadores animaron al público a interpretar las canciones (dos espectadoras cantaron a dúo de manera atinada) que han redondeado una trayectoria que se dejaba entrever desde niña. Por entonces, según reveló la propia Mónica Naranjo, los allegados descubrieron el talento para la música, multiplicado posteriormente por su capacidad para producir y componer sus trabajos, que como todo el mundo sabe, despuntaron primeramente en México.
De aquellas primeras actuaciones en el país azteca, el equipo de Mónica Naranjo rescató una interpretación en un conocido programa a principios de los años 90. Y la artista nacida en Figueras relató cómo se lanzó a la aventura con 17 años y cruzó el charco poco después. En el país de las rancheras, su portentosa voz y su peculiar aspecto, con el pelo teñido a dos colores, cuajó sobremanera y permaneció allí casi cinco años. La presencia de una seguidora mexicana en el Palacio de Congresos alimentó los pormenores de esa primera  etapa más desconocida para el público español, que acudio al estreno de ‘Mónica al naranjo al desnudo’ desde muchas partes de España.
Seguidores de Toledo, Valladolid, Granada, Cáceres o Barcelona se pusieron frente a la autora de canciones que han pervivido en la memoria colectiva como ‘Sobreviviré’ o ‘Desátame’. Precisamente, esta última composición supuso su presentación ante el público en la primera actuación en España con aspiración multitudinaria. Fue en el programa de televisión ‘Sorpresa, sorpresa’ presentado por Isabel Gemio, del que la diva reveló algunos detalles que evidencian su fuerte personalidad y ganas de ocupar un puesto de honor en el panorama musical.
Un ascenso que resultó meteórico porque enseguida se metió a los españoles en el bolsillo con ese disco ‘Palabra de mujer’ que la coronó y la entronizó como un referente en el colectivo LGTBI. De hecho, su primera portada en España  fue en la revista Shangay.
La propia artista, que ahora suma 45 años, detallaba sobre el escenario la progresión de aquellos años y salpicaba sus confesiones con fotografías que abarcaban las primeras del álbum familiar y las posteriores convertida en una estrella. Un vídeo grabado en su propia vivienda lograba también ese pretendido acercamiento con sus seguidores, quienes intervenían constantemente para relatar cómo conocieron a Mónica Naranjo y cómo influyó decisivamente en sus vidas.
Fue una jornada larga, que se extendió hasta la noche, por lo que resultaba una rareza al margen de las promociones más comerciales que se limitan al estampado de firmas en los discos. Así lo dejó claro la paridora de canciones como ‘Europa’, quien hacía hincapié en que esperaba confidencias también de sus seguidores.
toledo y valencia. Las dos sesiones de Toledo en el puente de la Constitución abrieron este experimento de Mónica Naranjo que tendrá continuidad el próximo día 15 en Valencia. Los espectadores pagaron un mínimo de 50 euros para asistir al encuentro, pero figuraban más tarifas en función de si querían un regalo sorpresa o elegir el asiento en el patio de butacas del Palacio de Congresos.
Un desembolso que satisfizo, a buen seguro, a sus seguidores porque pudieron compartir escenario, canciones, confidencias y reflexiones sobre la vida con una cantante que ha querido alcanzar una dimensión más terrenal con este gesto de complicidad que continuará en 2020.