Alerta: trampas contra ciclistas en Madridejos

J.M.
-

La Policía Local advierte de que «un desalmado» se dedica a colocar obstáculos como piedras, maderas o clavos en una senda usada por los ciclistas para los descensos

Alerta: trampas contra ciclistas en Madridejos

Alfredo salió el pasado 31 de mayo como habitualmente con la bicicleta por la sierra de Madridejos y se encontró con otros aficionados de la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan, quienes le advirtieron: «Hemos visto a uno colocando piedras». Fue más o menos la conversación que puso en aviso a este ciclista, vicepresidente del Club Deportivo Bicis Ryva de Madridejos. Pero bajó por la senda y no vio nada raro. Sin embargo, días después, un compañero suyo se topó con multitud de piedras, troncos, e incluso clavos, en la estrecha trocha, un peligro mayúsculo en un tramo utilizado por deportistas para descender a toda mecha. «Hay gente que baja deprisa. Es muy peligroso», sentencia Alfredo.
La Policía Local de Madridejos, que ha dado parte a la Guardia Civil, se ha tomado muy en serio la colocación de estas trampas y ha lanzado un aviso a los deportistas: «Mucha atención para ciclistas o senderistas de los alrededores que se mueven por nuestras sierras. Nos ha pasado estas imágenes un seguidor, donde se muestra que algún desalmado se dedica a colocar obstáculos (piedras, maderas o incluso clavos) en las sendas de nuestras sierras», dice el mensaje publicado en las redes sociales municipales el pasado día 5. Y pide, además, colaboración para identificar al autor y marca las pautas para evitar accidentes:  «Si localizáis alguna trampa, siempre que se pueda, no tocar la trampa y hacer fotografías o un vídeo, anotar la ubicación (si tenemos GPS para saber las coordenadas, mejor). Una vez hecho esto, podemos retirarla, ya que lo más importante es evitar males mayores».
«Estoy cabreado a indignado», aseguraba ayer en palabras a este diario Alfredo Díaz-Mingo, quien había conocido la colocación de estas trampas en otras partes de España, pero nunca por la zona. «Nunca nos habíamos encontrado troncos o piedras, nunca nada intencionado», afirma este ciclista que frecuenta la Sierra de Madridejos, localizada a unos 16 kilómetros del núcleo urbano y muy concurrida también de aficionados de otras poblaciones como el grupo mencionado de Alcázar de San Juan.
«No entiendo qué finalidad tiene. Es la primera vez que ocurre», apunta Alfredo, quien subraya que esta senda de bajada fue configurada hace muchos años por el paso de los aficionados a la bicicleta de montaña. El compañero de Alfredo retiró la multitud de trampas colocadas en esta estrecha senda. «Había piedras grandes movidas. Está hecho a maldad», confirmaba el vicepresidente del Club Deportivo Bicis Ryva de Madridejos.
Los aficionados al ciclismo eligen además este paraje de la Sierra de Madridejos como un rincón extraordinario de las estribaciones de los Montes de Toledo. «Este núcleo natural cuenta con una rica y variada fauna, en él habitan el corzo, el ciervo y el  jabalí (como especies cinegéticas), acompañados de perdiz roja, liebre, conejo y  zorro. En ocasiones en el cielo de estas sierras  se pueden observar  aves como águila imperial, buitre negro, halcón, búhos y lechuzas. Otra riqueza natural y singular de las sierras de Madridejos es la existencia del gato montes y del lince ibérico», presume la Diputación Provincial.
El Club Deportivo Bicis Ryva de Madridejos, como el Ayuntamiento, ha difundido la advertencia por la colocación de estas trampas y ha llegado a aficionados de otras localidades, quienes están ya en alerta para evitar accidentes.
Y la Policía Local lanza también un aviso a navegantes para que no se repitan las trampas:«Hechos como estos pueden acarrear fuertes sanciones administrativas y, en caso de causar lesiones, incluso penas de prisión».