Irene Sánchez-Escribano quiere dar que hablar en el Europeo

J. M. Loeches
-

La toledana espera luchar por acabar entre las veinte mejores y con las mejores con la selección

Irene Sánchez-Escribano quiere dar que hablar en el Europeo - Foto: Yolanda Redondo

No estaba en sus planes, pero Irene Sánchez-Escribano ya está en Lisboa para disputar el domingo el Campeonato de Europa de Campo a Través. Con su estado de forma se ha ganado por derecho propio una plaza en la selección española, y conociendo a la toledana, va a querar dar que hablar. Y más si el circuito se ajusta perfectamente a sus condiciones.
La atleta del Adidas correrá su segundo Europeo después del de Chia (Italia) en 2016, pero lo hará mucho más madura y avalada por unos resultados en el barro que espera que crezcan aún más esta temporada proclamándose campeona de España de la especialidad. La toledana ya está en la capital luso con parte de la selección española y, como reconoce, el objetivo principal será «luchar como equipo por las posiciones delanteras como en los últimos años», aunque confiesa que entrar en el podio es «muy difícil». A nivel individual, cree que no se puede comparar con el Mundial, donde hizo un impresionante vigésimo cuarto lugar porque, según dice, «ahora mismo no estoy como en Dinamarca», así que se dará por satisfecha si acaba «entre las veinte primeras».
Lo cierto es que sin estar al cien por cien, sí que reconoce que se encuentra «muy bien» al haber parado solamente un par de semanas. «Me vino bien para oxigenarme y ahora mismo tengo bastante fondo y acumulo mucho trabajo en las piernas», explica. Es el primer punto a favor de Sánchez-Escribano, aunque recalca que «para estar delante en un Europeo hay que estar bastante en forma».
El otro pro que le encuentra la capitalina a esta cita continental es el circuito, bastante exigente, con muchos desniveles y que, de mojarse, se va a embarrar. «A mí no me importa porque cuanto más llano, más rápido se corre y yo tengo mucha fuerte», comenta.
Por último la tercera ventaja a nivel colectivo, respecto a otras selecciones, es que España acude con seis corredoras y no con tres. «Como puntúan las tres primeros, si alguna ‘pincha’, pueden tener problemas», argumenta. Parece que las portuguesas, las francesas y las británicas conforman el trío de equipos favoritos.