scorecardresearch

Premian a una madre, alumna de la UCLM con su hijo dependiente

Leticia G. Colao
-

El Consejo Social premia a Gregoria Gómez, que se matriculó en ADE en Talavera en 2017 para cursar el Grado junto a su hijo, Víctor Cobo, con distrofia muscular de Duchenne y un 82% de discapacidad. Cinco años después están a punto de graduarse.

Premian a una madre, alumna de la UCLM con su hijo dependiente - Foto: Manu Reino

La de Gregoria Gómez y su hijo Víctor Cobo, es una historia de esfuerzo y superación con mayúsculas. Tanto es así, que el Consejo Social ha reconocido su labor por su «actitud ejemplar» a propuesta de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Castilla-La Mancha en Talavera.

El tesón y el sacrificio de una madre todo lo puede, más si su hijo necesita ayuda. Por ello, y después de una serie de circunstancias, Gregoria, más conocida como Goyi, decidió matricularse en Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la UCLM en Talavera junto a su hijo, gran dependiente al sufrir una distrofia muscular de Duchenne. Ya se encuentran en la recta final del Grado.

En 2017, Víctor acababa de terminar sus estudios en el instituto y siempre le había gustado mucho el grado de Empresas. Goyi, a sus 50 años, acababa de perder su empleo de administrativa.

El empujón definitivo llegó en la jornada de Puertas Abiertas de la UCLM. Allí la madre preguntó si podría acompañar a su hijo a las clases, momento en el que la anterior decana de la Facultad, Vicenta Rodríguez, le animó también a ella a dar el paso y matricularse. Debía superar primero el Acceso a la Universidad para Mayores pero fue aprobado sin problemas y tras el  verano, madre e hijo iniciaron una nueva aventura juntos.

Qué mejor manera que hacerlo completando un grado universitario. Goyi debía asistir igualmente cada día a la Facultad porque Víctor, con un 82 por ciento de discapacidad, necesita casi de ayuda constante. Se mueve en silla de ruedas y tiene los brazos muy debilitados, por lo que él no puede tomar apuntes y necesita, entre otras cosas, una mesa adaptada.

La ayuda de la Universidad siempre ha sido total. «Siempre le han proporcionado lo que ha necesitado» dándole facilidades y procurando su mejor estancia en la Facultad gracias al Servicio de Apoyo al Estudiante con Discapacidad (SAED) de la UCLM. No hay problemas de accesibilidad en el centro, y cuando los hay, como en los baños del edificio principal, les proporcionaron una llave para que pudiera cerrarlos durante su uso.

Los estudios del grado universitario los han llevado casi al unísono, siempre adaptándose a las circunstancias que marca la enfermedad de Víctor y su rehabilitación diaria. El joven permanece en su silla de ruedas aunque debe descansar a veces en la cama, por lo que además de estudiar en el ordenador con los apuntes de la madre, también han adaptado el sistema para que al cambiar de postura, pueda seguir estudiando a través del modo espejo. En otras ocasiones, trasladan la pantalla del ordenador a la televisión mediante HDMI, y pueden hacerlo más cómodamente. Goyi, normalmente, suele trasnochar para sacar adelante los estudios.

Siempre han sido un tándem perfecto. Tanto, que incluso han obtenido dos premios por los mejores trabajos de dos asignaturas en las que obtuvieron el reconocimiento máximo, uno el mejor plan de Fundamentos de Marketing y el segundo al mejor Plan Comercial dentro de Dirección Comercial de la Empresa, junto a su compañera Paula Muñoz.

Casi titulados. Tras cinco años de esfuerzo, están a punto de finalizar el gardo. En estos momentos, Víctor realiza el periodo de prácticas de modo online y a Goyi se las convalidaron después de tantos años de trabajo en Cyme Asesores y en las oficinas de Cinébora. Tras eso, deberán afrontar el Trabajo de Fin de Grado (TFG) y una asignatura de Estadística «que se nos ha atragantado», ya para la convocatoria extraordinaria.

Una vez finalizado, indica la madre, a Víctor le gustaría iniciar un máster online, aunque no sabe si le acompañará en este nuevo paso.

Mientras, asegura sentirse plenamente satisfecha por el reconocimiento que el Consejo Social le otorga a instancias de la Facultad de Ciencias Sociales en la que se integra ADE. Ella no sabía ni que había sido propuesta por la UCLM en Talavera y se enteró con la felicitación del rector, Julián Garde.

Tampoco conoce la fecha ni el lugar del acto de entrega del reconocimiento, el que recibirá por su «actitud ejemplar en todo momento y por convertirse en un modelo a seguir por su tesón, constancia y superación continua ante la adversidad, haciéndonos valorar a personas que, como en este caso, son excepcionales», recoge el premio.

Asimismo, valoran que no solo ha ido sacando adelante sus estudios con gran aprovechamiento, sino que anticipándose a las necesidades especiales que su hijo ha ido necesitando, ha hecho todo lo posible por facilitar el trabajo tanto de profesores de la titulación como del PAS de la Facultad.

Lo que sí sabe Goyi es que lo recogerá junto a Víctor, su hijo. «Sin él, yo ni me hubiera planteado estudiar una carrera».