scorecardresearch

El Consistorio ve ilógico que CSIF plantee ir a los tribunales

Jaime Galán
-

El sindicato se levantó de la mesa de negociación porque entendía que el Consistorio debía presentar los informes de la Secretaría. El Ayuntamiento no ve sentido que haya que hacerlo de forma previa al acuerdo de la mesa

Fachada del Ayuntamiento de Toledo. - Foto: David Pérez

El pasado lunes tuvo lugar una nueva Mesa General de Negociación sobre la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Toledo (RPT). Esta se producía después de que una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº3 de Toledo condenara al Consistorio toledano por vulnerar la negociación colevtiva y, por tanto, anulaba la modificación existente de la RPT. Dicho esto, la reunión del pasado lunes se presumía como un punto de encuentro para alcanzar un acuerdo hacia una nueva modificación de estos puestos de trabajo municipales. Sin embargo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se levantó de la mesa negociadora denunciando «mala praxis» del Ayuntamiento al no presentar este los informes preceptivos de la Secretaría de la entidad local ni del interventor. 

Un día después de esta cita, CSIF amenaza con acometer acciones judiciales  ante lo que supone una «flagrante vulneración a la legalidad vigente». Al respecto, el Ayuntamiento de Toledo ha mostrado su sorpresa por estas amenazas, porque considera que «no tiene sentido presentar los informes antes del planteamiento» y aclaran que, una vez se llegue a un acuerdo en la mesa de negociación «sería el momento de presentar esos informes que avalen la hipotética modificación de la RPT». Son las explicaciones del concejal de Empelo, Francisco Rueda.

De hecho, el edil añade que tras el levantamiento de CSIF, la mesa negociadora siguió los puntos del día establecidos e, incluso, llegó a un acuerdo sobre la modificación en cuestión, avisando que es a continuación cuando se deben presentar los informes requeridos por CSIF para, a posteriori, llevarlos a Junta de Gobierno Local y que esta la apruebe. Rueda destaca que «el silencio del resto de sindicatos avala que se estaba cumpliendo la legalidad».

Desde el Ayuntamiento no le ven sentido ni explicación al comportamiento de este sindicato y, como opinión personal, Rueda cree que «CSIF llevó a cabo una estrategia para tensionar la negociación», porque reitera que va «contra la lógica» que se presenten los informes antes que el planteamiento. Sobre la posibilidad de que CSIF acuda a los tribunales, el concejal dice que «están en su derecho», pero plantea que «no tenemos miedo, porque la normativa nos ampara».

En referencia a la sentencia que anuló la modificación previa, Rueda admite que el tribunal acierta porque se aprobó en Junta de Gobierno Local sin los informes preceptivos, pero recalca que lo han apelado «porque lo corregimos y repetimos el proceso de forma adecuada».