Jesús Jiménez: «Hay muchas ganas de revancha»

Raquel Jiménez
-

El capitán del Soliss Talavera se debate entre la espina de la temporada anterior con Colo Colo, el rival del sábado, y la creencia en que no va a servir de ayuda para ganar esta jornada

Jesús Jiménez sonríe en la cancha de Ceuta donde marcó el gol de la victoria talaverana. - Foto: Antonio A. Torres

El Soliss FS Talavera recibe este sábado (18,00 horas) a Azulejos Moncayo Colo Colo. Es un encuentro que afrontarán con muchas ganas todos los jugadores de Rubén Barrios, pero especialmente, aquellos que siguen de la temporada pasada. Entre ellos, el capitán Jesús Jiménez; y es que no hay que olvidar que fue el conjunto maño el que, con su victoria (4-9) en el Primero de Mayo en la penúltima jornada de Liga, envió prácticamente a los talaveranos, en el plano deportivo, a Segunda B.
Jesús Jiménez asegura a este diario que hay ganas de revancha porque el partido antes mencionado «nos hizo mucho daño a los jugadores, al club y a la ciudad entera». Por tanto, «hay muchas ganas de revancha».
Es un hecho que el encuentro de este sábado «no tiene nada que ver con el de la temporada pasada porque estamos en un momento distinto de la Liga y nos jugamos mucho menos». Aunque en las filas talaveranas se lo toman prácticamente como una final: «Es un partido a vida o muerte porque vamos a pelear con un rival directo». Por tanto, considera que «lo que pasó el año pasado se debe quedar atrás, sobre todo, porque no nos va a ayudar mucho». De todos modos, el capitán asegura que en las filas talaveranas hay muchas ganas de demostrar al cuadro zaragozano que «lo que consiguió la temporada pasada, solo lo hizo una vez». Ambos equipos vuelven a ser rivales directos por la permanencia y llegan a este choque separados tan solo por dos puntos.
El conjunto talaverano afronta este partido después de reencontrarse con el triunfo en la pista de Unión África Ceutí por 2-3 con el tanto definitivo marcado por el propio Jesús Jiménez; en el seno del equipo «·teníamos muy claro que era un partido en el que nos jugábamos la vida y que teníamos que ir a muerte a por los tres puntos». Una victoria después de «un viaje que fue un poco duro»; aunque deja muy claro que «cuando pisamos la pista, todo eso se olvida»; precisamente, en la cancha «hicimos las cosas bien».
Los tres puntos viajaron a Talavera con remontada incluida puesto que los locales se adelantaron a los 9 minutos; en este sentido, el capitán manifiesta que «es un detalle que podemos destacar de muy positivamente porque es cierto que durante la temporada, una vez que nos poníamos por debajo, nos salíamos un poco del partido y nos metían unos cuantos goles más». Pero los de Barrios cambiaron la pasada jornada esta dinámica: «Empezamos perdiendo, pero no nos salimos del partido y pudimos lograr la remontada».
El ala considera los anteriores encuentros dentro de las distintas rachas, tanto positivas como negativas, por las que atraviesa un equipo durante un Campeonato de Liga y, en este caso, «este sábado conseguimos salir de ella y era como que cuando encajábamos, parecía que como que el equipo se venía abajo». Pues hubo terapia de equipo en la semana previa a viajar a Ceuta; se insistió en que, aunque se encaje gol, «si no nos salimos del partido, seguimos trabajando y haciendo las cosas bien, se puede conseguir la remontada y lo demostramos».
Y Jesús Jiménez es el más veterano de la plantilla, puesto que cumple su sexta campaña en las filas talaveranas; esta vez en un equipo muy renovado: «Parece que llevamos más tiempo jugando juntos y en cuanto entremos en una dinámica buena, vamos a escalar en la tabla».
El capitán afirma sentirse «muy orgulloso, sobre todo, por representar a mi ciudad y a la que ha sido mi casa durante largos periodos de mi carrera». Confiesa que «era una ilusión desde pequeño representar a Talavera en una de las categorías más altas del fútbol sala». Su papel esta campaña parece estribar en ser el revulsivo del equipo: «Cada jugador debe asumir el rol que le da el entrenador y mientras yo haga mi trabajo, estoy tranquilo».