scorecardresearch

El CD Toledo con menos gol de Segunda B

J. M. Loeches
-

Los actuales 21 goles a favor representan la peor cifra anotadora del cuadro verde en sus quince temporadas en esta categoría

Entre Migue García y Cédric han anotado 14 de los 21 tantos del conjunto capitalino - Foto: David Pérez

En un curso con varias asignaturas pendientes, la del gol es en la que más ha cateado el CD Toledo. Hasta tal punto de ser el peor registro de su historia en Segunda B. En quince campañas, nunca había presentado una cifra tan paupérrima a estas alturas de temporada (jornada 28). Y en el análisis sincrónico, los verdes tampoco salen muy bien parados, en un cuarto puesto de dudoso honor en cuanto a los clubes con menos capacidad de realización.

En 21 ocasiones han perforado la meta contraria los jugadores de esta plantilla. Las mismas que la SD Ejea del Grupo III, y por detrás de los números que presentan el Salamanca CF, con 14 tantos; y la UC Ceares y el CD Cayón, con 19 goles a favora cada uno.

Está claro que así es imposible forjar una remontada épica que sí están dibujando otros conjuntos de su propio grupo, como el Socuéllamos.  Sin embargo, no acaban aquí los datos chocantes porque solamente entre dos futbolistas del plantel, Migue García y Cédric, han sostenido dos tercios del total de dianas marcadas. Con 7 cada uno, representan el 66,6 por ciento de los 21 de todo el equipo. Está claro que hay jugadores de ataque no se han sumado a la aportación, con registros por debajo de las expectativas. Además, el CD Toledo tampoco ha sabido trabajo un registro fundamental en categorías como esta, el balón parado. Ningún defensa ha celebrado gol, salvo Samu Gomis, precisamente ante el rival de este domingo, el Atlético Levante, en la primera vuelta, y fue en juego corrido.

Total, que este Toledo supera en lo malo a otros anteriores que tampoco cumplieron con lo pactado y se marcharon a Tercera División sin remedio. Por ejemplo, lo superaba el de la temporada 1990/91, que también penaba, pero no tanto, y que llevaba 22 goles a estas alturas. 25 tantos había marcado el de la campaña 2003/04 que tan dramática se pintó en su momento y que no tiene ni punto de comparación.

Por lo demás, el último que descendió, en 2018, tenía 36 goles en la jornada 28; y el de 2012, 37. El que también perdió la categoría en 2010 acumulaba 29. Es curioso que el equipo dirigido por Onésimo en la campaña 2016/17, que jugó 'playoff', llevase 26 goles a estas alturas (solo había encajado otros 26). El resto ya se van a más de 30 o 40. A años luz del actual.