La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

20 de septiembre de 2019
Cine

UTOYA, 22 DE JULIO

viernes, 19 de julio de 2019
Sinopsis oficial

El 22 de julio de 2011, más de 500 jóvenes reunidos en un campamento de verano dedicado a estudios políticos en una isla cercana a Oslo fueron atacados por un hombre armado de extrema derecha. Ese mismo día, unas horas antes había hecho explotar una bomba en un edificio gubernamental, antes de dirigirse a la isla Utøya.En esta película de ficción en torno al atentado conocemos a Kaja (18 años) y a sus amigos. La historia empieza cuando los jóvenes, atónitos ante el atentado en Oslo, intentan tranquilizar a sus respectivas familias y amigos diciéndoles que están lejos del lugar de la explosión. De pronto, la calma se desvanece cuando oyen unos tiros

Crítica
Por J.M.S.

El próximo 22  de julio se cumplirán siete años desde el atentado más cruel ocurrido en el territorio de Noruega. Ese verano de 2011, 500 jóvenes afines al Partido Laborista de su país se encontraban reunidos en un campamento de verano en la isla de Utoya, muy cercana a Oslo. El mismo individuo que había hecho estallar una bomba horas antes en un edificio gubernamental, cometió una auténtica carnicería en ese islote.

  Para contar estos fatídicos hechos reales el director Erik Poppe decidió introducir algo de ficción, lo más destacado es que Kaja, la joven conductora de la historia, no es una persona auténtica, pero está recreada con detalles que aportaron los supervivientes de la masacre. Rodada con el permiso de los familiares de las víctimas, la descripción de los acontecimientos de manera pormenorizada deja patente la inseguridad de la isla en la que se encontraban esos adolescentes y jóvenes, sin lugares para esconderse o refugiarse, y  la falta de reacción rápida de las autoridades de su país, no acostumbradas a atentados de este tipo.

    Lo interesante de este relato es que escuchamos, más que vemos, la brutalidad del ataque mientras somos testigos, en primera línea, del terror, el miedo, que pasaron las víctimas en esos poco más de 72 minutos, que en la película transcurren en ese mismo tiempo. La manera de estar narrada recuerda a la oscarizada El hijo de Saúl; con un suspense psicológico que consigue poner el corazón en un puño. Las consecuencias, jóvenes vidas truncadas por un lunático asesino, un futuro que ya nunca será igual para decenas  familias.

   Utoya 22 de julio consigue sin esfuerzo que el espectador sienta empatía  por la vital y valiente Kaja, que busca a su hermana menor desesperadamente mientras se produce el ataque. En su epopeya describe la capacidad de sacrificio y la compasión para consolar a los afligidos, olvidándose de uno mismo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 93'
Director: Erik Poppe
Reparto: Andrea Berntzen, Elli Rhiannon Müller Osborne, Jenny Svennevig y Aleksander Holmen
Género: Drama
Nacionalidad: Noruega
Año: 2018
+12
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD