La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

La Arquitectura Contemporánea reclama su sitio

Leticia G. Colao - domingo, 7 de octubre de 2018
La Arquitectura Contemporánea reclama su sitio
El Colegio Oficial de Arquitectos hace un recorrido por las obras más significativas de Talavera entre 1940 y 1978. Edificios que son símbolo de la prosperidad de la ciudad

Talavera es una ciudad con una amalgama de estilos, diseños, alturas y épocas arquitectónicas que, lejos de suponer un problema, puede verse como una oportunidad. Una oportunidad para aprender lo bueno de todas ellas, y valorar una serie de edificios que normalmente pasan inadvertidos pero que son obras con el sello de grandes de la arquitectura.  
Este es el objetivo final del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha, demarcación Toledo, con la exposición ‘Maestros de la arquitectura en Talavera. Desde la posguerra hasta la Transición (1940-1978), que ayer inauguró en la Biblioteca Niveiro-Alfar del Carmen, a la que asistió la consejera de Fomento, Agustina García Élez y la portavoz del Gobierno muncipal y concejala de Urbanismo, María Rodríguez, junto al presidente del colegio en la provincia, Carlos Rojo.
Rojo explicó que será la primera de una serie de exposiciones «donde pretendemos que los talaveranos se den cuenta de la arquitectura que tienen, mucha hecha por arquitectos de mucha valía, reconocidos nacional e internacionalmente y que muchas veces pasa desapercibida».
Entre ellas, algunas tan conocidas como el edificio de ‘Tresku’, la torre de ILTA, el edificio Durán, en la plaza de San Francisco o la Granja-Escuela.
Un total de 14 obras diseñadas por seis arquitectos entre los que destaca el talaverano Manuel de las Casas, Premio Nacional de Arquitectura, y otros seis con relación con la ciudad. Entre ellos, Casado de Pablos o Álvarez Casado, ambos arquitectos municipales. También destaca la obra de Sáenz de Oíza, arquitecto de la casa Lucas Prieto, entre otras, o la de Juan de Zavala, responsable del diseño del antiguo edificio del Banco de España.
En la Biblioteca Niveiro-Alfar del Carmen se hace un recorrido por las obras más significativas de ese periodo y su importancia en la prosperidad de aquella Talavera.
Los más pequeños pudieron disfrutar igualmente de un taller organizado por Mimaia en colaboración con el Colegio de Arquitectos, donde pudieron adentrarse en la exposición y conmemorar además el primer centenario del nacimiento de Sáenz de Oíza con originales actividades.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD