Urbanismo

'Sabatini' renuncia a construir 92 pisos heredados de Vega Baja

latribunadetoledo.es - sábado, 19 de julio de 2014
La manzana del Ecobarrio al final se distribuyó entre 264 pisos promocionados por la Junta de Comunidades y otros 260 de las cooperativas de la Vega Baja. - Foto: Yolanda Lancha
El Ayuntamiento anula las licencias por las que iba a ingresar más de 260.000 euros del ICIO tras consultar con los cooperativistas afectados por el concurso de acreedores

Los pisos que en origen iban a ocupar la Vega Baja y luego fueron desplazados a Santa María de Benquerencia siguen dando problemas. La última noticia de estas promociones dice que ‘Sabatini Ecobarrio Segunda Fase Cooperativa de Viviendas’ ha renunciado a las licencias de obras concedidas el año 2011 para la construcción de viviendas, piscina, garajes y locales en la calle Río Valdemarías, dentro de la Fase V del Polígono, en las parcelas de otro proyecto frustrado, el Ecobarrio. El Ayuntamiento de Toledo, después de consultar con los particulares afectados, ha dado el visto bueno.
En consecuencia, la Junta de Gobierno municipal accede a la anulación de las liquidaciones del impuesto de instalaciones, construcciones y obras (ICIO) que, respectivamente, eran de 180.736 euros en la primera fase y de 80.787 en la segunda.
La renuncia de ‘Sabatini’ deja un vacío de 92 pisos (46 de cada fase), 114 plazas de garaje, 92 trasteros y 8 locales comerciales que componían el proyecto completo, valorado por encima de los seis millones y medio de euros. La diferencia entre las liquidaciones del ICIO se debe a que la segunda fase tan sólo se refiere a 46 pisos mientras que la primera incluía la liquidación del resto de instalaciones.
La causa del fracaso es económica y ha llevado a la cooperativa a concurso voluntario de acreedores decretado en 2012 por el Juzgado de Primera Instancia y de lo Mercantil número 1 de Toledo.
La trayectoria de esta promoción ha sido complicada desde el primer día. La parcela fue adjudicada  en 2005 a la cooperativa ‘Alhambra del Sur’ dentro de la Vega Baja pero al año siguiente la Junta de Comunidades paralizó la construcción y declaró el terreno yacimiento arqueológico.
Tuvieron que esperar hasta julio de 2007 para que el Gobierno regional aprobase la permuta por otra parcela situada en Santa María de Benquerencia. Un año más tarde el Ayuntamiento aprobó los proyectos de reparcelación. Después los problemas internos de la gestora hicieron que vendiera a ‘Sabatini’ pero quienes anunciaron que ejecutarían la comercialización fue otra sociedad (Servicaman).
En definitiva, aunque el proyecto surgen bastante antes de la crisis inmobiliaria los retrasos acumulados por diversas razones acaban alargando los plazos hasta el momento más duro de la recesión y al final nadie ha sido capaz de sacar adelante la construcción dejando en la estacada a varios cooperativistas que ahora tendrán que ver cómo se resuelve el concurso judicial con los acreedores.

Ecobarrio. Dentro del perímetro de lo que un día iba a ser el Ecobarrio el espacio fue finalmente distribuido para  264 pisos promocionados por la Junta de Comunidades que tenían que compartir espacio en la misma manzana con otros 260 viviendas propiedad de las cooperativas de la Vega Baja. Además había otras 70 de la Empresa Municipal de la Vivienda que no serán tal porque vendió a una promotora privada.
De todas formas el traslado de la Vega Baja al Polígono ocasionó dificultades y modificaciones del os proyectos. Por ejemplo una promoción de 128 pisos no cabía en el terreno que ofrecía la Administración regional de manera que lo tuvieron que partir en dos parcelas de 66 y 78 viviendas.
Eso significaba más pisos que en el proyecto original y ganancia se justificaba porque en la negociación con la Junta se les otorgó a las cooperativas un 5% más de edificabilidad para compensar los daños por renunciar a la Vega Baja. En otro casos, como el de  ‘Alhambra’, le pagaban en dinero la parte correspondiente a los locales comerciales.
También se produjeron cambios entre viviendas de precio tasado (más grandes y más caras)por otras de protección oficial pensando que sería más sencillo encontrar demandantes para darles salida al reducir el precio y los metros.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD