Barrios

'Río Chico' verifica el fin del antiguo vertedero y dice adiós a los olores

Susana Jiménez - lunes, 23 de julio de 2012
Invitados por el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales realizaban hace unos días una visita a las antiguas instalaciones, donde comprobaron el estado del proceso de sellado

Los vecinos de Valparaíso, La Legua y Vistahermosa ya pueden abrir sus ventanas sin temor a que el mal olor invada sus viviendas. El pasado mes de junio el antiguo vertedero y la planta de compostaje cesaban por completo su actividad, restando únicamente en marcha el proceso de extracción de los gases que genera la descomposición de los residuos, así como los trabajos para el sellado de los vasos.
Así lo podía comprobar hace unos días la presidenta y el portavoz de la Asociación de Vecinos ‘Río Chico’, Pilar García y Valentín Romeral, respectivamente, que invitados por el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales, realizaban una visita a las antiguas instalaciones. Un recorrido en el que estuvieron acompañados por la gerente de dicho Consorcio, Mª Carmen Sanz, así como por un técnico de Gesmat y el ingeniero responsable de los trabajos de sellado del vertedero.
Durante esta visita los representantes vecinales pudieron comprobar cómo, efectivamente, «el vertedero está cerrado y ya no se ve basura por ningún sitio». Así lo explica el portavoz de ‘Río Chico’, quien subraya la importancia de que el vertido de residuos haya cesado y esté a punto de concluir la primera fase del proceso de sellado.

Sellado. Una primera fase consistente en el cubrimiento de los antiguos vasos de vertidos con una capa de impermeabilizante, la cual se ha cubierto con un manto de tierra.
Para continuar con el tratamiento de los residuos ahora encapsulados entre la impermeabilización interna y externa, se siguen realizando perforaciones para instalar los tubos que permitirán la extracción de gases que los residuos van generando en su proceso de descomposición.
Aunque los olores han cesado, según explicaron los técnicos a los representantes vecinales, es posible que en los próximos días, cuando se proceda a realizar estas perforaciones, puedan volver a percibirse malos olores, pero únicamente en momentos puntuales.
El gas extraído es conducido a través de las tuberías hasta la planta de tratamiento, donde unos motores lo transforman en energía eléctrica, la cual es «inyectada» a la red.
Asimismo, durante la visita los técnicos les explicaron que la segunda fase del proceso consistirá en la plantación de vegetación autóctona, retama y arbustos de no mucho tamaño, con la que se tratará de adecuar la actual «montaña de tierra» -que irá disminuyendo de volumen a medida que pase el tiempo-, al entorno paisajístico de los terrenos colindantes.
Esta plantación, apuntaba Romeral, se llevará a cabo en otoño e invierno, al ser éstas las mejores épocas para ello.
Por otra parte, durante la visita al antiguo vertedero también pudieron comprobar cómo los antiguos depósitos de tratamiento de la planta de compostaje se encuentran «completamente vacíos, todo parado», subrayaban desde ‘Río Chico’.

Satisfacción. Tras la visita, desde la Asociación de Vecinos ‘Río Chico’ mostraban su satisfacción por poder transmitir a sus vecinos la noticia de que «por fin el viejo vertedero ha bajado el telón y ha cesado toda su actividad», puesto que esto se traduce en el fin de los olores.
Un momento largamente esperado por los vecinos de estos barrios, que finalmente se ha hecho realidad «después de muchos años de trabajo y sufrimiento», subrayan.
Desde el colectivo vecinal agradecen la invitación por parte del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales, a través de su presidente,Jaime Ramos, para realizar esta visita, que les ha permitido comprobar en primera persona que el fin del antiguo vertedero es real.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD