Así va la economía de la provincia por zonas

L.G.E. - domingo, 25 de noviembre de 2018
- Foto: David Pérez
El secretario general de Fedeto, Manuel Madruga, cuenta a La Tribuna cuál es el secreto de Illescas y dónde están los problemas -y las soluciones- para las zonas de Talavera y La Mancha

«Vienen a Illescas porque tienen un suelo más barato y buenas comunicaciones»

Manuel Madruga avisa de que no todas las comarcas están evolucionando igual tras la crisis. Destaca que el centro de la provincia y la comarca de la Sagra sí están creciendo, aunque «la de Illescas va a mejor ritmo». Explica que es una zona «muy para experimentar desde el punto de vista de las empresas porque estamos en el corazón de España y con muy buenas comunicaciones».

¿Pero lo de estar cerca de Madrid es todo ventajas? Madruga cree que también hay inconvenientes: «Madrid nos puede perjudicar porque tiene un sistema de impuestos, que es fruto de ser la capital de España y de tener el volumen de empresariado que tiene, que se puede permitir bajárselo cuando Castilla-La Mancha a lo mejor no puede. Eso puede hacer que en un momento determinado haya huida de empresas de Castilla-La Mancha a Madrid».

Pero Madrid aporta y ve que la zona de Illescas lo está aprovechando. «El empresario sabe perfectamente dónde se puede ubicar y con qué facilidades. Illescas es un ejemplo de grandísimas empresas que mueven muchos millones de facturación y se están implantando, porque tienen un suelo más barato, buenas comunicaciones y están pegadas a la capital», apunta.

En la zona de La Sagra hay un proyecto que ahora parece que puede cristalizar de ampliación del aeródromo de Casarrubios para captar tráfico aéreo de Madrid. En Castilla-La Mancha la sombra del Aeropuerto de Ciudad Real es alargada, pero Madruga aclara que el de Casarrubios es un proyecto muy distinto. «No es lo mismo por varias cuestiones, porque ya está implantado de alguna manera y porque está en una zona que se ve que el tráfico aéreo no llega a cubrir las expectativas que pudiera tener con las infraestructuras que hay», explica, «es impepinable que esa infraestructura es necesaria».

Madruga recuerda que esta iniciativa se habló hace años y que estuvo a punto de salir, «pero llegó la crisis». Ahora confía en que salga adelante y no duda que sería beneficioso: «Hay que hacerlo con la cabeza y bien».

 

«Un par de empresas se van a deslocalizar a Cáceres por no tener Talavera el nodo»

El secretario general de Fedeto explica que Talavera no está captando empresas como otras zonas de la provincia por un problema de inversiones y comunicaciones. Y lamenta que, a pesar de lograr que se aprueben proposiciones desde el Ayuntamiento hasta el Congreso de los Diputados, «aquí nadie hace nada». Reconoce que «está muy mal comunicada, que no tiene unos accesos que sean adecuados, no tiene un tren que sea adecuado ni para pasajeros ni para mercancías, que no está electrificado ni tiene doble vía».

Lamenta que Talavera «tampoco tiene previsto el nodo logístico que se propuso por parte de la sociedad talaverana como forma de atraer inversiones». Y ese retraso está teniendo consecuencias. «Recientemente yo he sabido de un par de empresas que se van a deslocalizar porque en Cáceres tienen esto que Talavera lleva décadas pidiendo y que nadie quiere poner encima de la mesa», incide.

Sugiere asimismo rebajas fiscales con carácter excepcional para el empresario de Talavera, exenciones a la Seguridad Social o dotar a la ciudad con un mayor volumen de funcionarios para que no tengan que «andar desplazándose a hacer trámites».

Admite que a pesar de que se proponen medidas, no se avanza. «Estamos plan tras plan y manifestación tras manifestación porque la sociedad está harta y cansada de que no se la escuche», señala. De primeras, ve que «se está perdiendo excesivo tiempo en actuar».

«Nosotros hemos tratado de llevar a empresa a Talavera y finalmente no hemos conseguido que dieran el paso final y lo hemos tenido que lamentar», cuenta Madruga. Y es que, por si fuera poco, también afecta la imagen. Defiende que se reivindique en la calle, aunque también advierte de que hay empresas que pueden decantar su inversión si ve en la hemeroteca que una zona es tranquila y otra un polvorín. «Es triste que una cosa que es lícita y legítima, que es reclamar lo que uno tiene derecho, al mismo tiempo también lógicamente genera incertidumbre en quien se quiera implantar», expone.

 

«Puy du Fou es un ejemplo de que hay especialistas en torpedear proyectos»

El proyecto del parque temático-histórico de Puy du Fou ha necesitado más de un año de trámites para poder arrancar. Teniendo en cuenta las dimensiones del proyecto ¿esto demuestra una burocracia ágil o lenta? Para el secretario general de Fedeto «es un ejemplo claro de que en esta ciudad hay especialistas en torpedear proyectos empresariales y lo malo es que les prestamos oídos durante más tiempo del que es excesivamente necesario». No se anda con rodeos: «Yo no sé si calificarlo de que hay tontos por cuenta ajena o tontos por cuenta propia y no sé cuál es más peligroso».

Él aseguró que en Fedeto se alegran de que finalmente salga el proyecto y reconoce que su presidente, Ángel Nicolás, ha puesto mucha carne en el asador. «Esperamos que sea un proyecto que bueno y que efectivamente se acabe creando y consolidando. Y si no, no pasaría nada porque lo que ha pasado aquí es que una empresa viene a arriesgarse y hacer las cosas bien». Insiste en que «es una empresa que quieren venir a arriesgar su patrimonio para establecer una actividad meramente privada, porque que a mí me conste no se han solicitado ayudas ,y se le ha puesto una cantidad de palos en las ruedas...». Admite que a veces se preguntan por qué hay quien no quiere estas inversiones: «De repente aquí surgen cuatro diciendo no sé qué y bajó no sé qué intereses porque no he conseguido descifrarlos todavía, torpedeando con plataformas».

Y Madruga ve que a veces se repiten estas actitudes en otro tipo de iniciativas, como en el arreglo del aparcamiento de Santa Teresa. «Lo quiere poner bonito el ayuntamiento y ya han salido los de siempre a decir que esto va acabar con la imagen de la ciudad», criticó.

 

«En La Mancha todos los meses se están perdiendo tres o cuatro comercios»

No todas las zonas están saliendo igual de la crisis y Manuel Madruga lanza un aviso sobre la comarca de La Mancha. «En la zona de La Mancha tengo que lamentar que se están perdiendo todos los meses tres o cuatro comercios», advierte. Explica que sobre todo se está viendo muy afectado el pequeño comercio por la competencia del mercado digital. «Tenemos que ayudar a esa gente a que pueda seguir haciendo comercio en su pueblo, porque la economía en Castilla-La Mancha depende de muchos pequeños pueblos, de muchos pequeños empresarios que mueven la economía», expuso.

Si los problemas en la zona oeste de la provincia -Talavera- se podrían paliar con inversiones, en el caso de la zona este el quid de la cuestión es otro. «La Mancha ha tenido sus inversiones, como por ejemplo, la Autovía de los Viñedos», relata, «pero yo creo que sobre todo La Mancha lo que necesita es muchísima más agilidad».

«No podemos tener pueblos en la zona de La Mancha donde es imposible desarrollar el polígono industrial, donde hay empresones que se han venido a la ciudad de Toledo porque no podían ampliar sus instalaciones», comenta. Madruga incide en que a este tipo de compañías, que facturan millones de euros, no hay que darles esos problemas si quieren ampliar.

La parte buena de esta zona, tal y como reconoce el secretario general de Fedeto, es que tiene suelo barato. «¿Pero qué tiene en contra? Que para poder implantarte tienes que pasar una serie de trámites y una serie de problemas que acabas diciendo que no lo haces», apunta, «es que para mover una ley del suelo o un POM aquí, se te tiene que aparecer la Virgen».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD