La obra del Aserradero incorpora un paseo de más de 400 metros

i. g. villota | TOLEDO - lunes, 2 de febrero de 2015
- Foto: La Tribuna
La nueva zona peatonal a la entrada de la ciudad partirá de las inmediaciones de la rotonda de la carretera de Madrid, en el barrio de San Antón. Tiene un presupuesto de 309.000 euros de los cuatro millones

igarciavillota@diariolatribuna.com

Los vecinos de Toledo, especialmente los de San Antón, están de enhorabuena. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), licitó a finales de la semana pasada por cuatro millones de euros la construcción del nuevo colector del Arroyo Aserradero entre Bargas y Olías del Rey, una obra que resolverá el problema de suciedad y de malos olores que llevan años sufriendo los toledanos.
La memoria del proyecto incorpora un paseo de más de 400 metros de longitud a la entrada de la ciudad. En concreto, especifica que la explanada se urbanizará entre el punto kilométrico 3+791,59 y el 4+203,59 kilométrico (412 metros).
El documento detalla que la  nueva zona peatonal está prevista en el cauce del arroyo a la entrada de la capital regional, desde la rotonda de la carretera de Madrid. Se queda con 309.000 euros de los cuatro millones de presupuesto de la obra global.
En la zona se instalará arbolado, así como un total de 11 bancos, 24 farolas y 18 papeleras. Además, especifica la compra de 1621,22 metros cuadrados de pavimento de loseta para urbanizar el terreno y la utilización de 1410,59 metros cúbicos de base de zahorra artificial.
El proyecto también contempla construir otra explanada cuyo objeto es el de elevar el terreno existente de manera que se pueda localizar en este punto el aliviadero de pluviales y el colector resultante pueda pasar por encima del doble caño de tubería existente, ganando cota para el trazado del colector, explica el documento.
La nueva infraestructura contará con capacidad suficiente para conducir las aguas residuales actuales y futuras de los núcleos urbanos de Bargas y Olías del Rey, así como los vertidos actuales del término municipal de Toledo hasta la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de la capital de Castilla-La Mancha, cuyas obras han sido ejecutadas por el Ministerio a través de la sociedad estatal Acuaes.
El colector tiene más de 4.500 metros de longitud, a los que se sumarán 154 metros de un ramal correspondiente a las aguas que provienen de Bargas.
La infraestructura, de hormigón armado DN800, tiene su inicio en el pozo de registro existente en la margen izquierda del propio arroyo Aserradero a la altura del área de servicio denominada ‘La Abadía’, y su fin en una conexión, a ejecutar, a un emisario principal del municipio de Toledo situado en la margen derecha del río Tajo.

Ejecución y oferta. El plazo de ejecución de los trabajos es de 13 meses, según consta en el anuncio de licitación publicado por la Plataforma de Contratación del Estado. Las empresas podrán presentar sus ofertas a Acuaes hasta el 12 de febrero. La apertura de los sobres con los proyectos técnicos se realizará el 10 de marzo, mientras que los económicos serán el 14 de abril. Después del periodo de alegaciones, se adjudicarán los trabajos, pero para ello habrá que esperar unos meses.

Criterios de evaluación. La oferta económica será clave, con 70 de los 100 puntos totales del concurso, el plazo de presentación de las mismas se queda con 10 puntos mientras que el proyecto técnico (criterio evaluable mediante juicio de valor) tiene los 20 puntos restantes. El anuncio de licitación establece que también está permitida la subcontratación de las obras hasta el 50 por ciento del total.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
 Yolanda Lancha
- Foto: Yolanda Lancha
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD