Estudio de movilidad

El hospital atraerá más de diez mil vehículos al día

J. Monroy | TOLEDO - domingo, 17 de agosto de 2014
- Foto: David Pérez
El estudio entiende que los viales actuales podrán absorber el tráfico, y tan sólo podría haber problemas a la entrada y salida de los trabajadores en las rotondas de acceso

jmonroy@diariolatribuna.com

El estudio de movilidad del nuevo hospital de Toledo vaticina que, una vez que la infraestructura esté en marcha, atraerá a más de diez mil cien vehículos al día. Los vehículos de enfermos, familiares y trabajadores sumarán más de veinte mil desplazamientos, que tendrán su hora punta a las ocho de la mañana y a las tres de la tarde, coincidiendo con el máximo movimiento de los empleados. A estas cifras hay que unir las de los movimientos actuales por carretera. El estudio concluye que los viales existentes son suficientes para absorber todo este tráfico, aunque con pequeñas mejoras.
Con el hospital colmado, se calculan incluso un total de 10.591 vehículos al día, de los que 3.077 pertenece a los empleados, 5.384 a pacientes, 308 a urgencia, 79 a ingresos y 1.742 a consultas.
El informe llega a la conclusión de que la rotonda de intersección entre Vía Tarpeya, la avenida de Boladiez y la entrada al centro comercial tendrá problemas a las ocho de la mañana, cuando coincidirá la entrada de los trabajadores del hospital con la del resto de empleados de esta zona del Polígono. Estos problemas se producirán principalmente desde la entrada al barrio desde la N-400.
En cuando a la glorieta de intercepción entre Boladiez y Estenilla, los problemas serán a las tres de la tarde, a la salida de los trabajadores. En consecuencia, el estudio entiende que sería oportuno desviar este tráfico hasta la primera rotonda, y que el resto de vehículos del interior del barrio busquen alternativas a esa hora.
Por lo que se refiere a la situación actual de los viales, tan sólo hay algún problema en la mediana entre Vía Tarpeya y Boladiez a la hora de entrada al trabajo. Pero el informe entiende que «no existen problemas de capacidad, ni de congestión en ningún movimiento» en los alrededores del hospital, ni a las ocho de la mañana, ni a las tres de la tarde, «y por tanto existe gran capacidad de absorción de tráficos por parte de los viarios existentes».
Al no existir un giro a izquierdas previo a la rotonda en la Vía Tarpeya, hay que acceder a la rotonda para hacer el cambio de sentido y acceder a la zona de oficinas y edificios administrativos.  El resto del día apenas presenta congestión salvo en las horas centrales, la calle Fuente Moro, que canaliza tráficos desde el centro comercial, pero sin problemas de saturación.

Población. El nuevo hospital prestará servicio a unas 434.186 personas de treinta municipios de la provincia de Toledo que forman parte del Área de Salud VII. Toledo capital es la población que más pacientes aportará, en concreto, un 20,8 por ciento. La gran mayoría de ellos llegará por la única entrada existente al Polígono, la carretera N-400. El informe no sólo no entra en profundidad a estudiar las consecuencias de este tráfico para el vial, sino que confunde tanto su nombre, como su destino. Lo que sus datos quieren indicar es que el 75,4 por ciento de estos pacientes llegarán por el carril en sentido Toledo-Ocaña y el 19 por ciento en el contrario. Finalmente, el 5,6 por ciento vendrá del interior del barrio del Polígono.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD