Fútbol

Descuento de locos

Área 11 - lunes, 1 de abril de 2013
- Foto: Víctor Ballesteros
Molina falla un penalti, pero anota el siguiente, en el empate del Torrijos ante el Illescas

Reparto de puntos en el Municipal de San Francisco en un partido muy igualado y que se volvió loco al final. El Torrijos consiguió empatar el derbi ante el Illescas en el descuento, minutos en los desperdició un penalti Sergio Molina, quien después se desquitó transformando el 2-2, también desde el punto de pena máxima.
Dos jugadas de contraataque local llevaron a Cristian a probar fortuna con sendos disparos que se marcharon uno alto y el otro rozando el poste. El público cantó gol, sobre todo en esta segunda jugada, pero para fortuna del Illescas el balón no acabó en la red de Yosu.
Reaccionaron los de Pablo Franco, ausente en el banquillo por sanción, y se acercaron con peligro en una jugada en la que su centrocampista Javi Fernández remató de cabeza a uno de los postes del equipo local, aunque al parecer el colegiado había señalado posición ilegal. En el minuto cuarenta, de nuevo, el gol rondó la portería sagreña en un saque de esquina cuyo posterior lanzamiento de Josué del Valle lo rechazó como pudo el meta Yosu. Con todo a su favor el defensa Javi Leal, incorporado al ataque, no supo concretar la jugada a un metro y medio escaso de la línea de gol, en una acción clave para el 1-0.
El partido se decidió en una segunda parte eléctrica con dos equipos en busca de la victoria. Chanete adelantó a la escuadra sagreña con un disparo colocado, tras una indecisión de la defensa. Pero reaccionó pronto el Torrijos, que empató diez minutos más tarde por medio del centrocampista Asier que, tras un saque de esquina, cabeceó hacia atrás un disparo de Josué en semifallo.
El partido se puso tenso y emocionante y, de nuevo, fue el conjunto visitante quien se puso por delante en el marcador en un ataque que finalizó Barbosa en una posición en la que los torrijeños reclamaron fuera de juego.
Los minutos finales fueron de acoso y derribo del Torrijos por la importancia de los puntos en juego y en estas circunstancias emergió al figura de Sergio Molina para ser el protagonista. Primero como consecuencia de una pena máxima tras sancionar el árbitro unas manos de Javi Fernández. El lanzamiento del penalti a cargo del ariete llevó la decepción a la grada, ya que el chut se fue fuera.
Pero en la jugada siguiente, el colegiado volvió a señalar el punto fatídico, en esta ocasión por una entrada de Samba sobre Cristian. La reclamación visitante fue unánime pero el trencilla se mantuvo firme y el propio Sergio Molina asumió la responsabilidad del lanzamiento para lograr el empate.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD