«Viviendas sociales tiene que haber en todos los barrios»

J. Monroy - lunes, 19 de noviembre de 2018
«No comparto en absoluto la reacción de Podemos en el Congreso respecto a la subsidiación de intereses. Puedes abogar por otro modelo y mientras tanto apoyar decididamente a estas personas»

¿Qué puede traer de nuevo Podemos al Ayuntamiento de Toledo?
Lo nuevo, en realidad, es Podemos. Aunque sólo es nuevo en el sentido de que todavía no hemos estado en el Ayuntamiento, porque esto es una continuación del trabajo que llevamos haciendo en el Círculo desde hace varios años. Podemos debe traer una nueva forma de contar y explicar las cosas, un nuevo impulso, que a lo mejor trasciende las etiquetas que se han puesto a lo largo de los años, y un intento de unir a todas las personas que, más allá de etiquetas previas, partidistas e ideológicas, quieran cambiar las cosas en la ciudad por el bien de la mayoría.
¿Cómo trabajáis para que llegue ese mensaje a la gente?
Como todavía no estamos en las instituciones, desde el Círculo llevamos ya varios años reuniéndonos con las asociaciones de vecinos y plataformas. Tenemos una asamblea mensual, y todas ellas, desde hace casi dos años, comienzan con una exposición de algún movimiento social de la ciudad, que nos sirve para tomar el pulso y también para que nos conozcan. Creo que todo esto, inevitablemente, va creando lazos. Estamos muy en la calle, participamos en las reivindicaciones que creemos que son justas, y eso también crea lazos. Todo ese trabajo de cocina previa de ideas y relaciones, al final puede cristalizar en un movimiento más concreto.
¿Qué modelo de Toledo quieres?
Una ciudad que sea un lugar para vivir, y uno una ciudad para explotar.
¿Una ciudad feminista?
Toledo no es ajeno a la sociedad, y nos quedan muchas cosas por avanzar a todos. Pero yo sí que veo que cada vez hay más movilizaciones. Desde luego, la del 8 de marzo fue emocionante. Yo al menos me emocioné. Vamos avanzando y tomando conciencia. Pero creo que, más allá de un cómputo de medidas concretas, es también una sensibilidad y una visibilidad, y es verdad que si yo me he presentado a la Secretaría General ha sido, no sólo, pero también, porque creo que tiene que haber mujeres con visibilidad y donde tengamos voz.
¿Te preocupa que crezca el fascismo en Toledo?
Sí, mucho. Cuando pusieron aquí Fratria Toledo, que todo el mundo sabía que era Hogar Social, nosotros impulsamos un manifiesto, que firmó también la Coordinadora de ONGD e IU. Hablamos también con el delegado del Gobierno para mostrar nuestra preocupación y pedir que lo vigilaran estrechamente. Ahora parece que se ha parado, porque se dedicaban a pegar a policías. Pero se inició un movimiento llamado Toledo para Todxs, un conjunto de organizaciones opuestas al fascismo (me da rabia cuando se equipara el fascismo con el antifascismo, como si fueran dos extremos, cuando el extremismo es ser fascista), y ahora está algo parado. Hay que hacer un esfuerzo por contrarrestar las medidas populistas informando más a la gente. Porque esta gente da soluciones simplistas y falsas a problemas que no son nada simples.
Ha llegado a haber pintadas contra los homosexuales en Toledo.
Llama la atención y da miedo. Como madre de dos hijos adolescentes a mí me dan miedo algunas cosas.
Vistos los problemas en las promociones de vivienda social en el Polígono, ¿cómo se debería trabajar con estas promociones?
En primer lugar, la Junta debería hacerse cargo de sus obligaciones. Hace poco tuvimos la visita de vecinos de uno de los bloques de viviendas sociales y decían que Gicaman se había lavado totalmente las manos. Exigimos una tutela y que la administración sea consecuente. Por otra parte además me parece fundamental que la vivienda social no se concentre en un solo barrio. Me parecen estrepitosas unas declaraciones de gerente del Consorcio diciendo que en el Casco no tendría que haber viviendas sociales, como diciendo que «el Casco no es un lugar para que viva todo el mundo junto y mezclado, como tiene que ser una ciudad, sino un negocio que tienen que exprimir unos pocos». Viviendas sociales tiene que haber en todos lados, empezando por el Cascos, es el modo de tener una ciudad cohesionada
También hay en el Polígono un movimiento importante pidiendo el retorno de la subsidiación de intereses, algo con lo que Podemos nacional no está muy de acuerdo.
Nos lo contaron en una asamblea. Yo no comparto en absoluto la reacción de Podemos en el Congreso. Una cosa es que apostemos por un modelo de vivienda social en alquiler, que desde aquí también lo hacemos. Pero eso no quita para que si luego hay una situación social de injusticia para ciudadanos de a pie, gente lo necesita, te laves las manos. Puedes abogar por otro modelo y mientras tanto apoyar decididamente a estas personas.
¿Es Toledo una sociedad abierta con los inmigrantes?
Se puede hacer más seguro. De momento, estamos trabajando con acogidas de inmigrantes y refugiados. Yo he participado en las caravanas Frontera Sur y Grecia. Como parte de la plataforma Bienvenidxs Refugiadxs, estuve hablando con Cruz Roja. Y creo que se está haciendo una buena labor, no ya sólo por parte del Ayuntamiento. La actuación estatal es absolutamente insuficiente, aunque lo que se está haciendo aquí día a día está bien. Pero segurísimo que se puede hacer más. Lo que tiene Toledo, por su dispersión, es que haya diferentes territorios con diferentes realidades sociales y poco cohesionada.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD