La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Salud y Estilo de Vida

Deporteen casa. Ya no hay excusas para ponerse en forma

Jorge Fraguas - sábado, 17 de enero de 2015
Un cuarto de hora o 20 minutos, tres veces a la semana, puede ser suficiente si no para ser el mejor deportista, sí, que es lo que interesa, para estar en forma

Hace escasas semanas terminaba una época del año, la Navidad, que además de grandes comilonas y regalos de Reyes, trae consigo que el que más y el que menos arranque el nuevo ejercicio con buenos propósitos. Dejar de fumar y perder peso suelen ser algunos de los grandes objetivos que nos marcamos al comienzo del año; algunos los cumplen y otros no, pero al menos nos motivamos pensando que podemos conseguirlo. Pero entre estos objetivos que nos marcamos también se encuentra la práctica de ejercicio físico, porque si bien los gimnasios cuentan con un buen número de adeptos, parece que la práctica de cualquier tipo de deporte resulta un tanto complicada de convertirse en rutina.
Hacer ejercicio si no se ha hecho con anterioridad de forma regular implica ‘sacrificio’, pero también es verdad que cuando se supera la barrera de los dos o tres meses de práctica, al final se termina convirtiendo en una rutina difícil de dejar de cumplir, porque cualquier persona que se ponga a hacer deporte y no acarree una lesión previa, termina viendo los buenos resultados que implica. Por eso es tan importante habituarse, coger una hora concreta del día, y -siempre que sea posible-, pase lo que pase, disponer de ese tiempo que, al final, no deja de ser una inversión en el bienestar de uno mismo.
La falta de tiempo -es una excusa, porque casi todo el mundo puede disponer de 30 minutos al día, aunque ello implique tener que madrugar un poco más- suele ser el argumento que quienes se resisten al deporte, pero quieren dejar claro, para su buena conciencia, que es porque no pueden, utilizan en mayor medida. En otros casos, la falta de dinero para acudir a un gimnasio es la razón que esgrimen otros. Sin embargo, correr por los caminos, volver a casa y hacer algunas flexiones para tonificar el torso y unas cuantas abdominales, para ese ‘flotador’, es gratis, pero hay que hacerlo...
Todavía más fácil, y sin tener que sufrir los avatares de las condiciones climatológicas adversas, es practicar deporte en casa. De este modo, se puede aprovechar cualquier momento del día en que nos encontremos en nuestro hogar para ponernos en forma. Quizás no se consiga un cuerpo 10, pero de lo que se trata, en todo caso, es de estar sano y sentirnos bien con nosotros mismos, porque aunque pueda resultar manido, son sólo unos cuantos los que se dedican a vivir de su cuerpo. El resto, con estar un poco más tonificados y, sobre todo, contar con un mejor estado de salud, deberíamos conformarnos.
En este sentido, el grupo de investigación PAFS (Promoción en Actividad Física para la Salud) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), apunta que cuando pensamos en hacer ejercicio, nuestra primera idea es apuntarnos a un gimnasio. «No cabe duda de que es el lugar adecuado para entrenarse o, al menos, en el que tendremos más facilidades, pero no es, ni de lejos, el único». Así, se apunta que el gimnasio tiene limitaciones obvias, pues no todo el mundo tiene uno cerca, es necesario adaptarse a sus horarios y, lo que es más importante, cuesta un dinero que muchos no pueden permitirse.
Por ello, entrenar en casa es la opción más económica y cómoda para estar en forma. «Además, todo lo que aprendamos a hacer podremos llevarlo a cabo en cualquier parte».
Se pueden conseguir grandes mejoras de la condición física entrenando en casa, asegura este grupo de investigación liderado por Susana Aznar. En el aspecto de la motricidad y el control postural, el trabajo con autocargas, pesos libres o superficies inestables proporciona mayor riqueza motriz que cualquier máquina de una sala de musculación donde todo está guiado y estabilizado. Por tanto, un entrenamiento con medios alternativos o autocarga resulta mucho más interesante como complemento para deportes o para objetivos de fuerza-resistencia que una máquina analítica y poco natural.
Además de la mejora de los niveles de fuerza y tono muscular, agrega el grupo PAFS, otros ejercicios aumentan considerablemente el coste metabólico. Los efectos en el aumento del tono muscular consiguen elevar el consumo calórico basal, que en estado de reposo se abastece principalmente de los depósitos de grasa de reserva.  A modo de ejemplo, propone realizar este circuito compuesto de un total de 12 ejercicios para que se pueda entrenar en casa de una forma completa, sencilla y económica.
Los materiales son baratos y apenas se necesitan bandas elásticas, un fitball o silla, una pelota de gomaespuma o similar y una colchoneta. Con sólo tres días por semana, preferiblemente alternos, como puedan ser lunes, miércoles y viernes, y el empleo de unos 20 minutos, los buenos resultados están garantizados. A practicar!!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Documentos

Deporte en casa

Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD