La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Atletismo

Christian López subirá el sábado el Hotel Bali tras su quinto puesto en Madrid

J. Mario Loeches - martes, 26 de mayo de 2015
El toledano cumplió su objetivo y ahora quiere bajar de 5:15 en Benidorm, en una de las pruebas verticales más prestigiosas

La temporada de Christian López es de notable alto. El atleta toledano, experto en carreras verticales, sigue cumpliendo sus objetivos en las pruebas que encara y el pasado sábado lo volvió a hacer en la Vértigo Race de Madrid, con la subida a la Torre Picasso. Acabó en quinto lugar y se midió a los mejores de esta modalidad, con la participación de deportistas de Polonia y Austria. Y eso que tuvo que sortear alguna dificultad para llegar a la cima del edificio.
«La organización todavía tiene que mejorar un poco porque salíamos en oleadas de ocho corredores y como me tocó por la mitad tuve que adelantar a treinta corredores», explica. Y es que, aunque las normas dicen que se debe facilitar el paso al más rápido, «alguno se pegó a la barandilla y no me dejó», agrega el de Cabañas de la Sagra.
Aún así, el balance que realiza es positivo. López está «muy contento» con sus 4 minutos y 53 segundos por las dificultades que se encontró. Así las cosas, pudo llevar a cabo su estrategia de dar lo máximo en los últimos diez pisos, donde logró ganar bastante tiempo. La quinta posición final le vuelve a situar entre los mejores en una prueba en la que tuvo que comenzar con un tramo en llano de 150 metros que también le restó competitividad, al ser especialista en subir escalones.
Pero apenas unos segundos de coronar la Torre Picasso, Christian López ya estaba pensando en la siguiente prueba. Será el próximo sábado 30 de mayo en la subida al Hotel Bali de Benidorm, una de las pruebas más consolidadas de esta especialidad. Es más alta todavía que la de Madrid, con 52 pisos, un desnivel de 190 metros y 900 escalones, pero el atleta de la Universidad de Castilla-La Mancha destaca que «es menos agónica», al contar con rellanos entre piso y piso que permiten a los participantes tomar un respiro antes de encarar la siguiente planta.
Por tanto, al tratarse de una subida más llevadera, la confianza aumenta. Además, se puede decir que la del Hotel Bali es una prueba ‘fetiche’ para López porque fue en la que debutó en el año 2010. Logró una décimo octava posición y una marca de 5:55 que le animó a continuar en las carreras verticales. «Vi que tenía posibilidades y encima es una de las citas con más prestigio del calendario internacional junto con el Empire State», dice el toledano, que al año pasado conluyó décimo bajando considerablemente su registro a 5 minutos y 26 segundos.
En este sentido, el objetivo es volver a participar «con la ilusión de seguir mejorando». En esta ocasión, la meta que se ha puesto es bajar de 5:15. Cree que es fundamental fijarse en el tiempo porque «el puesto es secundario». No en vano, en la localidad alicantina estarán los mejores de la especialidad y expertos en carreras de montaña, lo que añade un plus de competitividad. La estrategia ya está fijada y el atleta cabañil saldrá «más agresivo desde el principio para aprovechar esa fuerza en los primeros metros antes de comenzar los escalones». A partir de ahí, la cabeza le pedirá mantener un ritmo constante hasta las plantas 30 ó 35. Hasta el final, Christian López espera ‘tirar’ de la energía que le reste para aprovechar su bien sprint. En Benidorm, el toledano tomará parte en la categoría elite.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD