La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

16 de enero de 2018
Cultura

Un profesor del Colegio Mayol propone crear una escuela de haikus

latribunadetoledo.es - lunes, 2 de junio de 2014
Los alumnos del centro han participado en la elaboración de un volumen que reúne una selección de haikus y dibujos hechos por ellos.
El poeta Jaime Lorente presentará mañana en la biblioteca del centro un volumen con los poemas elaborados por los alumnos del centro a lo largo del curso 2013-2014

La biblioteca del Colegio Mayol acogerá mañana, a las 11,20 horas, la presentación de un volumen que reúne una selección de haikus y dibujos realizados por los alumnos de este centro toledano. Se trata de una iniciativa pionera que comenzó a comienzos del curso académico que ahora termina, en octubre de 2013, de la mano del poeta y profesor del centro Jaime Lorente.
El objetivo inicial, explica su responsable, era familiarizar a los alumnos con la poesía a través de este tipo de poemas japoneses: «Estrofas de tres versos y diecisiete sílabas con las que se transmite un aware o asombro, es decir, la emoción que siente cualquier persona ante los hechos que presencia. Tradicionalmente, al contemplar la naturaleza».
El proyecto comenzó con la lectura de escritores de haikus clásicos (como Bashô, Buson, Issa, Onitsura) y contemporáneos españoles a través de diversos libros que ya forman parte de la biblioteca del Colegio Mayol. Los alumnos también recibieron los consejos del poeta toledano Carlos Ávila y de Ruth Rodríguez, directora de la escuela de escritura creativa Verbalina, quien acompañó a los alumnos al parque de la Bastida para contemplar de primera mano la naturaleza y sus detalles, «fuente primaria de inspiración», según Lorente. Allí tomaron fotografías, escribieron y leyeron sus versos. Es necesario señalar que el interés de algunos de los estudiantes ha ido más allá e incluso se han familiarizado con la caligrafía japonesa con tinta, aprendiendo a escribir palabras universales como amor, suerte, armonía, silencio, melancolía o paz.
«La adolescencia, y sobre todo la niñez, son las etapas más apropiadas para comenzar la escritura de haikus. La explicación es sencilla: los adultos nos hemos alejado de la sensibilidad, del gusto por el detalle, de la capacidad de observar, de ver, con mayúsculas». Según Jaime Lorente, a través de esta iniciativa es posible suscitar interés y admiración «por este género literario que sufre el abandono en las escuelas ante la incomprensión de los alumnos».
La idea es que la presentación del libro con el testimonio de los estudiantes de este curso no acabe ahí, sino que llegue a desarrollarse una escuela continua de aprendizaje de haikus en el Colegio Mayol. La publicación del libro, concluye, permitirá colaborar en la lucha contra el cáncer a través de la iniciativa Mediterranean Challenge, liderada por el antiguo alumno Javier del Cerro.

Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol