La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Política

Cospedal deja las Cortes de CLM

C.S.R. - miércoles, 11 de noviembre de 2015
Carlos Madero, exalcalde de Quintanar, ocupará el lugar que deja Cospedal en el Parlamento autonómico. - Foto: Víctor Ballesteros
Mañana jueves renunciará a su escaño en el parlamento castellano-manchego para centrase en la campaña de las elecciones generales, donde encabeza la lista 'popular' por Toledo



María Dolores Cospedal dejará mañana jueves su escaño en las Cortes de Castilla-La Mancha. ¿El motivo? La presentación de su candidatura al Congreso de los Diputados encabezando la lista ‘popular’ por la provincia de Toledo, que se registrará hoy mismo ante la junta electoral.  
Si bien la líder de la oposición tenía de margen hasta enero para tomar esta decisión (podría haber mantenido su escaño en Castilla-La Mancha hasta su toma de posesión en Madrid), el hecho de dejar ahora su acta tiene que ver con el tiempo, o más bien, la falta del mismo. Según apuntan fuentes ‘populares’ consultadas por La Tribuna, la agenda de actos de  precampaña va a tener a la presidenta del PPregional -en su cargo de secretaria general del partido- de gira por el territorio nacional durante las próximas semanas. Algo que le impediría asistir a los plenos previstos en Castilla-La Mancha de aquí al 2 de diciembre, fecha en la que se suspenderá la actividad de las Cortes para no interferir en la campaña electoral.
No obstante, Cospedal ha insistido por activa y por pasiva que no dejará la presidencia del PP en Castilla-La Mancha, cargo que ocupa desde mayo de 2006.  La última vez, este mismo lunes, durante un desayuno informativo en Toledo.
De todas formas, la decisión de seguir, o no, al frente de la dirección del partido en la comunidad no tendrá que tomarla hasta después de la elecciones generales, de cara al próximo congreso ‘popular’. No hay que olvidar que el XII Congreso del PP se celebró en Talavera  de la Reina el 5 y el 6 de mayo de 2012 y, por tanto, Cospedal tiene  hasta bien entrada la primavera para decidir si su futuro sigue pasando por Castilla-La Mancha.

Ana Guarinos, al frente del grupo. Lo que sí dejará es la presidencia del Grupo Parlamentario Popular, que pasará a manos de Ana Guarinos,  portavoz parlamentaria del PP durante su anterior etapa en la oposición. La diputada alcarreña se ganó la confianza de Cospedal encabezando las críticas al Gobierno de Barreda por su actuación durante el incendio de Guadalajara, en el verano de 2005. Por su tono político, representa a la línea más dura del PP en la región.
En cuanto a la plaza que deja vacante la expresidenta de la Junta, ésta será ocupada por Carlos Madero, exalcalde del municipio toledano de Quintanar de la Orden.

Tras el pleno de mañana. Cospedal tendría previsto renunciar a su escaño en las Cortes regionales tras la sesión plenaria prevista para mañana. No se descarta que la líder ‘popular’ se despida de la cámara autonómica tomando la palabra en el debate de alguno de los puntos previstos en el orden del día o «por alusiones».  Tras ello, deberá presenta su renunciar por escrito a la  Mesa de las Cortes, tal y como indica el reglamento interno de cámara.
Cabe apuntar que con su renuncia al escaño en las Cortes regionales, María Dolores Cospedal perderá también su condición de aforada.

 

8 años en el primer escaño de la derecha


Cospedal llegó a las Cortes de Castilla-La Mancha en mayo de 2007 como jefa de la oposición. Ya llevaba un año presidiendo el PP regional, del que tomó las riendas por sorpresa justo un año antes, tras la estampida de José Manuel Molina, que había dejado a los ‘populares’ de nuevo sin candidato, tras el batacazo electoral de Suárez Illana solo tres años antes.
Lo primero que hizo fue ‘limpiar’ el grupo parlamentario y la dirección del partido  (jubiló políticamente a buena parte de la vieja guardia molinista) y endureció el tono de la oposición, hasta ese momento demasiado dulce con la mayoría socialista.
Desde el primer escaño de la derecha, Cospedal libró batalla contra todo: la reforma de la ley electoral en solitario de Barreda (luego ella como presidenta la reformaría dos veces), la gestión del incendio de Guadalajara, la quiebra de la Caja de Castilla-La Mancha (CCM) o el fracaso anunciado del Aeropuerto de Ciudad Real.
Una vez que tomó posesión de su cargo como presidenta regional en 2011, impuso el rodillo de su mayoría en las Cortes, donde apenas hubo lugar al consenso con un PSOE descabezado tras la marcha de Barreda al Congreso.  La oposición se la encontró en la calle: en las diferentes mareas ciudadanas, especialmente en el ámbito de la dependencia y la educación, y en los tribunales, donde los sindicatos llevaron -y ganaron- su rechazo a los recortes y despidos en la función pública.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD