La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Contadores de historias

Lola Morán Fdez. - lunes, 8 de octubre de 2018
Contadores de historias
La Escuela de Teatro y Cine 'Joaquín Benito de Lucas' imparte un curso general de cine, donde los alumnos se forman en las diferentes disciplinas que conforman una producción cinematográfica

La Escuela de Teatro y Cine ‘Joaquín Benito de Lucas’ se ha convertido en un semillero de actores en la ciudad, pero también de directores de cine o «contadores de historias» de la mano del curso que dirige Gon Ramos. Este curso general de cine forma a los alumnos en las diferentes disciplinas que conforman la producción cinematográfica. Se centran en especial en la dirección y el guión, si bien se instruye al alumnado sobre edición, montaje, producción, entre otras.
Los alumnos empiezan de cero y por ello está abierto a cualquier  persona a partir de 15 años de edad que esté interesada en este ámbito. En los dos años de formación que  comprende este curso de la Escuela de Teatro y Cine ‘Joaquín Benito de Lucas’ los participantes adquieren las enseñanzas y habilidades precisas para desenvolverse en el séptimo arte.
De hecho, como trabajo final de  cada curso, cada alumno ha de presentar un cortometraje escrito, dirigido, filmado y montado por él mismo. Para ello, cada alumno dirige su propio trabajo y después realiza el resto de funciones en las obras de sus compañeros, tal y como explica a este diario una de las alumnas, Blanca Bermejo.
Esta alumna, periodista de profesión, se embarcó en esta aventura con el propósito de «aprender a hacer documentales». «Sé mucho de sonido pero audiovisual poco y es ahora mismo la forma más predominante de comunicar cosas y de informar a través de los documentales», explicó. Una vez en el curso, «me encontré haciendo algo muy divertido y que me ha gustado toda la vida, como es el cine», añadió Bermejo.
Como recalcó, «todo es contar historias, porque al fin y al cabo todo es contar historias, ya sean de verdad o de mentira, son todo contar historias de la vida, de la realidad o de la imaginación». No en vano, su profesor les recuerda que su cometido es buscar historias porque son «contadores de historias».
‘¿quién eres?’. Bermejo es la autora de uno de los siete trabajos de fin de curso de cine de esta escuela, que se han proyectado recientemente en Cines Artesiete y que volverán a presentarse próximamente al público en establecimientos colaboradores de lo que se irá informando a través de la página web de la escuela y en sus perfiles de las redes sociales.
Los trabajos presentados han sido ‘Un vecino de mierda’ de Gon Ramos;‘Lia2’ del curso kids -cortometraje que se hace con los niños actores de la escuela y en el que participan todos los alumnos de este curso de cine-; ‘Eternidad’ de Carlos Maqueda; ‘Soledad’ de Valentina Nost; ‘Un actor fracasado’ de Luis Casanova; ‘Help’ de Anouk Orozco; y ‘¿Quién eres’ de Blanca Bermejo.
Esta última alumna, amante de las películas de Hitchcock, ha dirigido un thriller donde el suspense se mantiene hasta el último minuto de los cerca de doce que dura su primer cortometraje.
En él, relata la historia de una joven que mantiene una historia de amor con un joven que, de pronto, empieza a hacerla llamadas y enviarla mensajes que no parecen de él. O es que a lo mejor no es él.
Este es el argumento del cortometraje dirigido por Bermejo, que lleva al cine la situación de acoso y de agobio que atraviesa el personaje principal. En este trabajo cuenta con la participación de seis actores, cinco de ellos pertenecientes a la Escuela Joaquín Benito de Lucas: Marta Colilla, Eduardo Merelo, Paula García, M. Carmen Solo y Ayoub Benchahba; y de un compañero de trabajo: Luis Miguel de la Rocha.
Todos ellos han llegado a este cortometraje después del casting realizado para encontrar a los actores más adecuados para esta obra, que se ha rodado en diferentes localizaciones de Talavera, como el bar ‘Casco Viejo’, donde se conocen los personajes, y en el puente atirantado, que es donde se desarrolla la acción. Otra de las escenas se ha rodado en una de las habitaciones del Hospital General Nuestra Señora del Prado.
Son parte del laborioso proceso que conlleva dirigir un cortometraje. Pasa por buscar una idea, desarrollarla, redactar un guión, calcularlo en función del tiempo que ha de durar la película, la planificación íntegra del rodaje, entre otros muchos puntos, porque «no se deja nada para la improvisación». Así, a pesar de que el director, en pleno rodaje, «puede cambiar lo que quiera», tiene que llegar «con todo planificado».
Tras este primer trabajo, tanto Bermejo como el resto de alumnos prepara ya el tradicional cortometraje que cada Navidad se estrena en Artesiete para recabar fondos para una asociación benéfica de la ciudad. Después se pondrán ya manos a la obra para preparar el que será su segundo trabajo de fin de curso, con el que concluirán su formación en esta escuela.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD