Los elementos químicos en las obras de arte

Á. de la Paz - jueves, 10 de enero de 2019
Los elementos químicos en las obras de arte - Foto: David Pérez
El profesor de la Universidad del País Vasco Oskar González presentó la conferencia 'La química que esconde un óleo' dentro del ciclo que organiza el colectivo Ciencia a la Carta

La Anunciación de El Greco, la versión que se exhibe en el Museo Thyssen de Madrid, sirvió de punto de partida para la conferencia que el profesor de la Universidad del País Vasco (UPV) Oskar González ofreció con el título de ‘La química que esconde un óleo’ en la Biblioteca de Castilla-La Mancha. La charla, enmarcada dentro del ciclo de maridajes cuánticos que organiza el colectivo Ciencia a la Carta, desmenuzó la presencia de elementos químicos en la pintura clásica y proporcionó a los presentes otra forma de contemplar obras de arte. La convergencia entre la ciencia y las formas culturales permite, además, el acercamiento de la primera a los amantes de las bellas artes.
González desgranó las diferentes capas que componen la obra escogida, un óleo del que existen otros dos originales del maestro manierista griego con el mismo nombre en el Museo del Prado y en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. «Un cuadro es tridemensional, no tiene las dos dimensiones en las que siempre pensamos», explicó el docente tanto de Química como en el grado de Conservación y Restauración en la UPV. El ponente se refirió así a los sucesivos estratos que se suman sobre el lienzo primigenio y le confieren un delicado relieve de profundidad.
Durante la charla, el profesor aludió al trabajo que implica la pintura definitiva, un proceso en el que se añade la preparación de la tabla, el dibujo subyacente, la imprimación, las varias capas de pintura que lleva posteriormente y el más que frecuente barniz. González señaló la presencia de diferentes elementos químicos en todas las etapas a través del análisis de La Anunciación a partir de puntos milimétricos. El equipo de conservacionistas del Thyssen realizó un estudio químico de esta obra de El Greco para demostrar la existencia de varias capas con diversos materiales extraídos de la naturaleza.
El conferenciante, bilbaíno y a caballo entre las dos disciplinas sobre las que versó su exposición,  eligió una obra de El Greco en su visita a Toledo. «Para el público es muy llamativo conocer cómo se hacían las pinturas y ver su evolución en el tiempo, desde el tiempo de los clásicos al actual», explicó González.
Además de La Anunciación, el coloquio recorrió diferentes muestras artísticas, como las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira, «donde se observa la presencia de óxido de hierro [rojo] y ceniza de carbón [negro]» o las vasijas griegas. «Eran procesos químicos realmente asombrosos con los estados de oxidación del hierro: elegían que partes de la obra querían que se oxidaran más o menos».
También hubo alusiones de proximidad geográfica. «El bermellón se conseguía en las minas de Almadén a partir del cinabrio, el mineral del que se extrae el mercurio».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD