Carrasco alude al dolor como fuente de su literatura

Á. de la Paz - miércoles, 26 de diciembre de 2018
Carrasco alude al dolor como fuente de su literatura - Foto: David Pérez
El escritor extremeño, autor de la reconocida 'Intemperie', diserta con sus lectores en la librería toledana de Hojablanca y alude a la importancia del territorio y los sentimientos en la ficción

Jesús Carrasco (Olivenza, 1972) participó de un coloquio celebrado en la librería Hojablanca de Toledo en el que su obra Intemperie, editada en 2013 y fenómeno literario ininterrumpido desde entonces, se convirtió en la principal atracción del encuentro con los lectores. El libro se ha traducido en más de una veintena de países y una productora de cine ha adquirido los derechos para trasladar la historia a la gran pantalla. El autor, residente durante sus años de infancia en Torrijos, aborda en el aclamado texto la huida de un niño desde un territorio inhóspito azotado por la violencia y la sequía. Tras el éxito de su primera novela, el escritor extremeño afincado en Sevilla publicó La tierra que pisamos.
El escritor toledano y también columnista de La Tribuna Bienvenido Maquedano presentó la charla que Carrasco mantuvo con el público toledano en el establecimiento cultural de la calle Martín Gamero.
Intemperie es una novela ambientada en el tipismo rural, en el ambiente propio de tantos pueblos del interior peninsular que se resisten a morir. «Empecé escribiendo de manera privada, haciendo diarios», contó Carrasco. Sobre su trayectoria personal, influencia de la obra plasmada después también en varios relatos infantiles, el autor aludió al viaje que lo transportó desde Torrijos a Madrid. «La mía es la transición de un joven rural desarraigado o transportado a Madrid», apuntó.
«El éxito de Intemperie me cogió a traspié; no esperaba ni soñaba con algo parecido y me ha convertido en un escritor profesional», narró. A lo largo de su primera novela, Carrasco desgrana la trascendencia del viaje, de las relaciones personales, de las experiencias vitales del niño junto al cabrero que lo acoge y lo acompaña. «Elijo los temas dolorosos, se ma va la brújula detrás de ellos».
Carrasco habló de la carga sentimental presente en su ficción. «Creo que tiene que ver con la lecturas de mi juventud, con lo que aprendí de ellas», indicó. La inspiración del movimiento del realismo sucio norteamericano influyó decisivamente en el narrador. Aquella corriente, alejada del ideal del sueño americano y del poder de Estados Unidos, «puso el foco en la sociedad que no brilla», añadió el pacense. «Me interesa lo que sucede dentro de las casas, el dolor cotidiano». El estilo de autores como Richard Ford o Raymond Carver está presente en sus narraciones.
Sobre su labor de escritura ya profesional, Carrasco apuntó a la necesidad de «formar parte de la industria auxiliar» de la literatura como modo de engarce para todos los sectores implicados en el sector. «Es importante participar en la promoción de tu obra. Ahora la competencia de ocio es mayor. La ficción, antes patrimonio exclusivo del libro, llega hoy a través de otros formatos como las series de televisión. Y además, leer un libro es más costoso intelectualmente».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD