Tolón acabará mandato reduciendo la deuda en 29,04 millones

J. S. - domingo, 6 de enero de 2019
Tolón terminará mandato reduciendo la deuda en 29,04 millone - Foto: David Perez
En los presupuestos de 2019, el Ayuntamiento tiene previsto amortizar 6,72 millones. El año se cerrará con una deuda de 16,26 millones de euros, lejos de los 45,3 millones con los que finalizó 2015

El Ayuntamiento de Toledo continúa por la senda de la reducción del endeudamiento. Los presupuestos municipales para 2019, aprobados a finales de diciembre por la Junta de Gobierno Local el pasado 19 de diciembre, incluyen la amortización de 6,72 millones de euros, una cantidad que representa el 7,29% de los gastos que afrontará la corporación local cifrados en 94,75 millones de euros. A estas amortizaciones seguramente haya que añadir alguna cantidad adicional si finalmente se confirma a finales de marzo que el Consistorio de la capital regional acabó 2018 con un nuevo superávit presupuestario.
El esfuerzo financiero para reducir deuda no tiene precedentes. Cuando termine 2019 y en tan sólo cuatro años, el saldo vivo de los préstamos contraídos por el sector público municipal –Ayuntamiento, Empresa Municipal de la Vivienda y Patronatos- pasará de 45,30 millones de euros a 16,26 millones de euros. Una reducción de deuda de 29,04 millones de euros. Es decir, en el cuatrienio 2016-2019, el Ayuntamiento está dedicando 19.890 euros diarios a amortizar deuda. El récord de deuda se batió en 2012 cuando el endeudamiento alcanzó los 69,8 millones de euros.
Hasta la fecha, el bienio 2017-2018 concentra el mayor esfuerzo de desapalacamiento del Ayuntamiento de Toledo. Según consta en el informe del estado de la deuda municipal, que se adjunta con los presupuestos, el Consistorio de la capital regional destinó en 2018 un total de 7,93 millones de euros a amortizar el saldo vivo de los distintos préstamos que tienen con diversas entidades financieras. A las entidades financieras les devolvió 7,7 millones de euros. Y a esta cifra hay que sumar 237.885 euros que reintegró al Ministerio de Economía y Hacienda en concepto de devolución por los ingresos por la participación en los tributos del Estado cobrados de más. La cantidad saldada mayor asciende a 2,57 millones de euros correspondientes a préstamos del BBVA. Le siguió el Santander con 1,71 millones de euros, Eurocaja Rural con 1,33 millones y la Caixa con 1,29 millones.
Por lo que respecta a 2017 se cancelaron con cargo al presupuesto ordinario un total de 7,43 millones de euros. La práctica totalidad -6,88 millones- correspondía a deuda bancaria que el Ayuntamiento mantenía con cajas y bancos, la mayoría vinculada a los préstamos solicitados durante la pasada legislatura para hacer frente al pago de facturas pendientes, trasformando así la deuda comercial en deuda financiera. También se amortizaron 50.000 euros correspondientes al Teatro de Rojas y 502.450 euros de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV).
Pero a esta cantidad hubo que sumar más de 2,38 millones de euros provenientes del superávit presupuestario municipal de 2016 que el Ayuntamiento de Toledo aplicó a liquidar prácticamente los dos préstamos promotores que la EMV aún mantenía vivos y que estaban vinculados a sus promociones de viviendas en régimen de alquiler en los barrios de Santa Bárbara y de Azucaica. Con esta amortización parcial, la empresa municipal se libró de su elevado endeudamiento financiero que en 2016 sumaba casi siete millones de euros. Ese año, gracias al Ayuntamiento ya pudo cancelar 4,3 millones de euros, que se comieron el superávit de 2015.  Con todas estas operaciones, la EMV en 2019 ‘disfruta’ técnicamente en su balance de una deuda financiera cero puesto que tan sólo quedan por amortizar 94.666 euros. El resto de los patronatos municipales -Deportivo, Turismo, Teatro de Rojas y Escuela de Música disfrutan de deuda cero.
Por lo que respecta a los tres préstamos vinculados al mecanismo de pago a proveedores concedidos por Santander, la Caixa y Eurocaja Rural, el Ayuntamiento de Toledo comenzó la legislatura con un principal de 27,035 millones de euros. Al cierre del año pasado, la deuda financiera municipal por este concepto ascendía a 13,517 millones de euros.  Es decir, la deuda cancelada asociada a estos tres créditos ascendió a 4,28 millones de euros. Y en 2019 los pagos al Banco Santander, la Caixa y Caja Rural van a continuar. En total, el Consistorio tiene previsto amortizar este año 3,970 millones de euros por lo que la deuda vinculada al pago a proveedores quedará fijada en 9,547 millones de euros al finalizar 2019. La caída es del 64,68% en tan sólo cuatro años.
A 1 de enero de 2019, los siete préstamos bancarios que tiene formalizados el Ayuntamiento de Toledo por un principal global de 62,30 millones de euros mantienen en la actualidad un saldo vivo de 22,64 millones de euros. De esta cantidad, 3,33 millones se corresponden a la deuda que el Ayuntamiento de Toledo mantiene con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas por el dinero recibido de más a través de la participación en los tributos del Estado correspondiente a los ejercicios 2008, 2009 y 2013.
El Ayuntamiento tiene formalizados préstamos con el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), Banco de Santander, Liberbank, Caja Rural Castilla-La Mancha, Bankia y la Caixa. La entidad con un saldo vivo mayor es el Banco de Santander con 6 millones de euros. Por el contrario, el menor corresponde a Liberbank con 547.673,65 euros. Los préstamos más antiguos se remontan al 31 de diciembre de 2008 y fueron concedidos por Banco CCM y Caja Rural de Castilla-La Mancha, ahora Liberbank y Eurocaja Rural, respectivamente. En esta legislatura, el Ayuntamiento de Toledo no ha solicitado ningún tipo de crédito.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD