Galardón real

J. López - viernes, 16 de noviembre de 2018
Su Alteza Real, la Reina Doña Sofía, recogió en Cuenca el premio Patrimonio 2018, que entrega el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad por su apoyo a la protección, difusión y especial sensibilidad por la cultura

El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad (GCPH) distinguió a Su Alteza Real, la Reina Doña Sofía, con el Premio Patrimonio 2018 por su decidido apoyo a la protección y difusión del patrimonio y su especial sensibilidad por la cultura. Esta distinción reconoce la labor de la Reina de España como una de las personalidades y representantes que más han influido y aportado al patrimonio y a la cultura del país.
Así lo decidieron el pasado 3 de marzo los alcaldes de las 15 ciudades que forman parte del Grupo, que consideraron la especial «sensibilidad» que su Majestad «ha mostrado siempre por la cultura desde cualquiera de sus ámbitos, el apoyo sin descanso de todos los aspectos de sus desarrollo y promoción, y de forma particular la difusión del importante y particular legado patrimonial de España, especialmente el incondicional respaldo a la labor que el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España viene llevando a cabo desde hace 25 años, proporcionándoles proyección nacional e internacional».
Cuenca, y concretamente el singular Espacio Torner, acogió el sencillo acto que reconoció el papel fundamental de la Reina Doña Sofía. Bajo la bóveda del Convento de los Paules –templo gótico del siglo XVI ubicado en la Hoz del Huécar y frente a las Casas Colgadas– se escenificó el agradecimiento que las Ciudades Patrimonio rinden a Su Alteza, quien aseguró sentirse «muy honrada» por el reconocimiento de las15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad. «Sepan que pueden contar conmigo siempre, cuando quieran», manifestó.
El galardón otorgado a la Reina es una escultura del artista Carlos Albert, que se entrega coincidiendo con la celebración de la Asamblea de Alcaldes, que tiene lugar este sábado en el Museo Abstracto Español de Cuenca.
El acto contó con la presencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano Garcia Page; el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto; el Obispo de la Diócesis de Cuenca, José María Yanguas; el alcalde de Cuenca y el presidente de turno del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, Ángel Mariscal; así como el resto de los regidores del Grupo, representantes de las instituciones y de la sociedad civil de la capital conquense, entre los que se encontraba el propio artista que da nombre al espacio, Gustavo Torner.
la mejor industria. El alcalde de Cuenca, encargado de abrir el acto, agradeció la presencia de Su Majestad en una fecha tan señalada, ya que precisamente ayer se cumplieron 46 años de la firma en París de la Convención sobre Patrimonio Mundial,Cultural y Natural de la Unesco,
Mariscal destacó la implicación de la Casa Real en defensa del patrimonio cultural español. También ensalzó el papel que ejercen las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, «una asociación declarada de utilidad pública», que concentra «una parte muy importante de la tradición, la historia, la cultura, la naturaleza, el arte, la riqueza y variedad del legado español, haciendo de España  el tercer país del mundo en reconocimientos y lugares declarados Patrimonio Mundial».
El presidente de Castilla-La Mancha destacó que el patrimonio «es un buen ejemplo del éxito de este país en los últimos 40 años y es también el futuro, no sólo porque el patrimonio representa la mejor industria de estas 15 ciudades y mucha gente debe su puesto de trabajo y su generación de riqueza al patrimonio».
Así, García-Page recordó que el Espacio Torner «representa lo que en su momento fue una revolución cultural del arte abstracto, y que lo seguirá siendo con aportaciones que en esta región queremos ejemplificar por ejemplo con la Colección Roberto Polo». De hecho, avanzó que el próximo martes «se dará un salto adelante para su fundación y su extensión, tanto en Cuenca como en Toledo».
Como conclusión, la Escolanía Ciudad de Cuenca ofreció un breve concierto dirigido por el director del Coro, Carlos Lozano, y acompañado por el joven pianista Mario Mora.El repertorio se compuso por obras de los compositores José Miguel Moreno Sabio y José Antonio Esteban Usano, a partir de poemas del escritor conquense Federico Muelas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD