La provincia cuenta de Toledo con 3.300 bares y restaurantes

Á. de la Paz - sábado, 5 de enero de 2019
La provincia cuenta de Toledo con 3.300 bares y restaurantes - Foto: VÁ­ctor Ballesteros
La región, con más de 8.000, contabiliza el 4,4% de los bares de España y ocupa el octavo lugar en la clasificación por comunidades autónomas. Toledo copa más del 30% de los bares de Castilla-La Mancha

La provincia de Toledo registra alrededor de 3.300 establecimientos dedicados a actividades de restauración y bares. La demarcación que alberga la capital regional cuenta con el 31% del total de Castilla-La Mancha. Según las estadísticas que ofrece el Informe sobre Producción, Industria, Distribución y Consumo de Alimentación, elaborado por Mercasa, la región cuenta con 10.628 locales cuya principal actividad se centra en la hostelería. De ellos, 2.055 son restaurantes y 8.037 bares. Toledo asume casi la tercera parte de los mismos.
Castilla-La Mancha «ocupa el octavo lugar en número de bares y el décimo en plazas hoteleras» dentro del conjunto de España, explica el estudio. Toledo lidera la clasificación entre las cinco provincias de la comunidad autónoma. Aunque el informe no ofrece datos desagregados para cada una de ellas, sí establece el porcentaje que las tres más pobladas (la propia Toledo, Ciudad Real y Albacete) tienen respecto al total de la región. El 31% está en Toledo, el 24,5% en Ciudad Real y el 21% en Albacete. Así, la cifra resultante de bares y restaurantes en la provincia se estima en unos 3.300 locales.
La provincia cuenta con más de 687.000 habitantes, según la última revisión de padrones realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace algunos días. La división del número de residentes en Toledo entre el total de establecimientos registrados deja como resultado la existencia de un bar por cada 208 toledanos. Esta ratio se sitúa en unos margenes similares a los de otras zonas de España.
El tejido hostelero de la provincia responde tanto al interés de sus residentes como a la necesaria oferta que ha de ofrecerse a los millones de turistas que recalan en Toledo cada año. Los bares y restaurantes forman parte de la identidad de la población local, de sus costumbres más arraigadas y actividades frecuentes en el día a día; también son el banderín de enganche para el número  creciente de visitantes que reclama establecimientos de calidad con productos de temporada y origen local.
Los establecimientos hoteleros son significativamente importantes en la propia ciudad, un enclave que recibió el pasado año a tres millones de turistas, muchos de los cuales pernoctaron en alguno de sus hospedajes. Los hoteles tradicionales tienen en los pisos turísticos, no contabilizados en este informe, una fuente de competencia.
Datos regionales. Castilla-La Mancha ocupa el octavo lugar en el ranking nacional en número de bares y el décimo en plazas hoteleras. En relación con el total nacional, la región tiene el 3,8% de los locales especializados en el servicio de comidas y bebidas, siendo mayor la ratio de bares (4,4%) que de restaurantes (2,8%).
La proporción de hoteles deja a la región en peor lugar: sólo dispone del 2,2% del total de España.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD