La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
La vendimia va terminando antes de lo habitual

La Mancha toledana sale indemne del mildiu con una uva de gran calidad

latribunadetoledo.es - martes, 4 de octubre de 2011
Las pérdidas de fruto por el hongo se concentran en Ciudad Real, mientras en Toledo las mermas vienen por el arranque de viñedo. Pero sólo cae de manera apreciable en Ocaña

En estos días acaba la vendimia de este año en la Denominación de Origen (DO) La Mancha. Este hecho ha sido calificado como «insólito» por su Consejo Regulador en una nota, al terminar en unas fechas más tempranas de lo habitual. Sin embargo, esto no supondrá una pérdida de calidad, como muestra la alta graduación de la uva recolectada. En el caso de la zona toledana incluida en esta Denominación, el Este provincial, la buena noticia es que ha salido prácticamente indemne de la plaga de mildiu que ha azotado el viñedo manchego, al concentrarse los daños en la vecina Ciudad Real. La falta de lluvias del final del verano ha evitado otras plagas como la podredumbre.

Si el Consejo Regulador estima una reducción de entorno al 15 por ciento en el conjunto de la Denominación, avisa de diferencias muy marcadas según las distintas comarcas, ya que, por ejemplo, en Ciudad Real la incidencia del mildiu ha sido muy importante y el descenso de cosecha podría oscilar entre el 20 y el 30 por ciento. No obstante, es muy importante insistir en que el mildiu no daña la calidad del racimo y consecuentemente tampoco del vino que se obtenga después, sino que únicamente reduce sensiblemente la cantidad de producción de la planta.

Según el balance de la Denominación, en el caso de Toledo han afectado más los arranques de viñedo viejo favorecidos por la última OCM del Vino y episodios locales de granizadas en mayo, sobre todo en la comarca de Ocaña. En su escrito, la DO apenas menciona las tormentas registradas en algunos puntos de La Mancha toledana a mediados de agosto, como Miguel Esteban, al no apreciar daños considerables.

Otro factor que destaca la DO en el caso de Toledo es que, en muchos lugares, la cosecha se ha mantenido al mismo nivel que a otros años pese a los arranques, lo que muestra que los nuevos viñedos plantados por la reestructuración tienen un mayor potencial que los arrancados.

Resultados por cooperativas.

En la provincia de Toledo, el gerente de la Cooperativa de Nuestra Señora de la Paz de Corral de Almaguer, Antonio Calleja, comenta que su bodega recolectará en torno a los 25 o 26 millones de kilos de uva, de los cuales aproximadamente el 25 por ciento será tinto. Se trata de unos datos muy similares a los del año pasado en esta cooperativa del centro de La Mancha toledana, pero con la particularidad de que esta producción se ha conseguido pese a la incidencia de los arranques definitivos y a que hay parcelas que se encuentran en proceso de reestructuración y, por lo tanto, no son productivas.

Por ello, el responsable corraleño habla de un incremento del 10 por ciento en la producción de uva por cepa, pero que no se traduce en mayor entrada a la bodega por los factores señalados. Además, pese al incremento de producción, es también reseñable el aumento del grado Baumé en torno a 0,5º, lo que es un buen indicador de que ha habido maduración correcta.

Esta bodega de Corral tenía previsto cerrar ayer sus puertas a la entrada de uva de esta campaña.

En cuanto a Bodegas Entremontes, de la Cooperativa Nuestra Señora de la Piedad de Quintanar de la Orden, recolectará aproximadamente 30 millones de kilos de uva, de los que el 15 por ciento son variedades tintas. Este municipio situado en la esquina Sureste de la provincia se ha visto muy poco afectado por el mildiu y, de no haber sido por el arranque de viñedo, es probable que se hubiera producido un incremento de cosecha de entre el cinco y el diez por ciento.

Su presidente, Sebastián Heras comenta que la bodega cerrará el próximo sábado, pese a que fueron una de las primeras cooperativas en abrir para la variedad Airén. Además, Heras está muy satisfecho con la calidad de las uvas que están entrando desde el primer día hasta hoy, con una salubridad espléndida y apreciándose únicamente una mínima diferencia en el grado de las uvas recogidas, cuya media en una variedad como el tinto Tempranillo supera los 13º Baumé.

Por su parte, Bienvenido Muñoz Pollo, director técnico de Viñedos y Bodegas Muñoz, S.L. ubicada en Noblejas, informa que ya cerró el pasado viernes y que este año han tenido que ampliar su cartera de proveedores de uva para compensar la merma de producción, que en el área de Noblejas ha oscilado entre el 40 y el 50 por ciento,. Esta reducción en el municipio ocañense, en el extremo Norte de la Denominación, se ha dado más por causa del arranque y una granizada que hubo en mayo, que por el mildiu, cuya incidencia no ha llegado al 10 por ciento.

Las graduaciones también han sido más altas de lo habitual, con medias de 13º Baumé en los blancos varietales, entre 13º y 14,5º en los distintos tipos de tinto, y de unos 12º en la variedad Airén.

Una brotación temprana del fruto no ha traído una deficiente maduración.

Una de las principales claves que destaca el Consejo Regulador en su balance es que el adelantamiento de las fechas de vendimia deriva de la anticipación de la brotación del fruto, por lo que no se ha dado una maduración corta ni mucho menos deficiente de la uva.

Para el Consejo, el año se ha visto marcado por un rápido inicio de la vendimia, ya que algunas bodegas abrieron el 9 de agosto. Pero se matiza que no se ha debido tanto a una maduración rápida provocada por un verano muy caluroso, como algunas veces ha sucedido en esta región, sino que el adelanto venía marcado por una brotación muy temprana. Aún así, las fases de envero y maduración han sido muy adecuadas. Además, las plantas no han sufrido estrés hídrico, puesto que el volumen de lluvias ha sido el adecuado a lo largo de todo el año. Esto ha permitido que se dé un equilibrio idóneo entre acidez y grado de concentración de azúcar que se convertirá en alcohol con la fermentación del mosto obtenido. Esta graduación, uno de los indicativos de la calidad del fruto, es algo más elevada en la uva de esta vendimia que en campañas anteriores.

vinos con intensidad. Todo ello ha sido muy bien valorado por los enólogos y hace augurar al Consejo que los vinos de la campaña 2011 tendrán una intensidad aromática más que notable y una buena estructura en boca. Así se conseguirán unos vinos jóvenes muy expresivos y de gran calidad. Debido a su gran potencial, en el caso de los tintos muchos de estos caldos se reservarán para la elaboración de excelentes crianzas y reservas, que saldrán al mercado dentro de tres o cuatro años.

En cuanto al resto de las provincias incluidas en la Denominación, la incidencia del mildiu ha sido menor en Cuenca, con pérdidas que, como mucho, sólo alcanzan el 10 por ciento en las zonas más afectadas. Desde Albacete, aunque la afectación del hongo haya sido mayor, se destaca que ésta ha podido ser la campaña con la uva de mejor calidad que se recuerda en la provincia.

En todas las bodegas del territorio manchego se espera finalizar la recogida de uva en esta semana.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Toledo digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol