La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Tauromaquia

Un coso con solera

M.G./Toledo - sábado, 12 de marzo de 2011
La sede de CCM acogió ayer la presentación del libro "La Plaza de toros de Toledo. Antecedentes y noticias de un coso", de Rafael del Cerro • Un proyecto de la comunidad de propietarios que ve la luz gracias al editor Antonio Pareja

«El único deber que tenemos con la Historia es rescribirla», dejó escrito el dramaturgo y novelista Oscar Wilde. Y no se equivocaba. En letras grandes o pequeñas, lo mejor para que la memoria siga viva siempre es un libro porque las letras siempre encuentran un fundamento. Y la comunidad de propietarios de la Plaza de Toros de Toledo decidió hace años escuchar estos viejos consejos, dada su entrega a la tauromaquia y al coso taurino toledano, y planteó editar un libro con la historia de una plaza que cumplirá siglo y medio en 2016.

El proyecto se ha dilatado varios años, pero la comunidad de propietarios ha terminado dando un buen pase y el resultado de la faena no ha podido ser más fructífero. Un volumen escrito por Rafael del Cerro Malagón, editado por Antonio Pareja, que cuenta en seis apartados la historia de la plaza, el paso de ilustres maestros de este arte, las primeras corridas, las anécdotas más destacadas, la evolución de la fiesta taurina a lo largo de los años y su vinculación con la sociedad de cada momento.

El salón de actos de la sede de Caja Castilla-La Mancha, en la calle Talavera, acogió ayer una cálida presentación que contó con la intervención del periodista radiofónico toledano, Félix Madero, que condujo un acto en el que tampoco faltaron las palabras de Eduardo Martín Peñato, ganadero y presidente de la comunidad de propietarios, del autor de la obra titulada "La plaza de toros de Toledo (1865-2010). Antecedentes y noticias de un coso" y del alcalde de Toledo. Y la clausura del acto corrió a cargo de Emiliano García-Page, aficionado desde muy joven.

el volumen. La idea de inmortalizar en papel el coso taurino ha dado vueltas durante años. Martín Peñato y Pepe Montero, éste último secretario de la comunidad de propietarios de la plaza, le propusieron la iniciativa un buen día al editor Antonio Pareja, que se tomó tan en serio el proyecto que se quedó en el tintero durante años porque «con tal de hacer el mejor libro lo ha ido retrasando porque nunca era suficiente», comentó ayer Martín Peñato. Y ya se sabe que todo lleva su tiempo y la documentación ha gastado muchos meses, pero la colaboración de las hijas de Pepe Montero, María y Lucía, los fondos de la propia comunidad de propietarios y la dedicación del archivero municipal han permitido seguir soñando con fotos antiguas, con recuerdos intactos a pesar de los años y con anécdotas que muchos rememoran con cariño.

Este coso taurino ha tenido el honor de acoger a grandes figuras nacionales y de la provincia de Toledo. El volumen recoge un recuento de la reiterada participación de algunos de ellos durante muchos años. El toledano Gregorio Sánchez, por ejemplo, toreó en treinta ocasiones. Ayer no pudo asistir al acto por su debilitada salud, pero la comunidad de propietarios le homenajeó en distintos momentos de la presentación. Domingo Ortega pisó el albero en 25 ocasiones, Antoñete en 23 y el toledano Eugenio de Mora, que no se perdió la celebración, también compartió 23 tardes, al menos, en esta histórica plaza catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). Y fuera del mundo taurino el libro cuenta como Federico Martín Bahamontes tenía el encargo de lidiar un toro en 1959, una iniciativa muy comentada en la prensa de la época. Pero quizá una de las anécdotas para el recuerdo fue la asistencia a una corrida de toros de la actriz Ava Gardner acompañada del torero Luis Miguel Dominguín.

Las fotografías cobran un importante peso en esta obra. La comunidad de propietarios posa en distintos momentos con los maestros de este arte, se reflejan fiestas importantes y estampas previas a las corridas de toros. A través de esta serie gráfica también se puede seguir la trayectoria de los toledanos que llevan toda la vida ligados a la plaza de toros, como el caso del carpintero y conserje de la misma, Manuel Ramos, de 82, años, que todavía entrega parte de su vida a la arena de esta plaza.

Del Cerro ha aprovechado otra de sus obras, dedicada a la arquitectura del siglo XIX para profundizar en la arquitectura de la plaza de toros, uno de los monumentos toledanos que apenas contaba con estudios. La afición de los toledanos a la fiesta taurina data de mucho antes, puesto que existen suficientes testimonios que acreditan que los espectáculos se celebraban en Zocodover o en el Paseo de Merchán a falta de plaza. Incluso en una de las corridas de tarde se torearon 18 toros, apuntó el periodista Félix Madero.

Por último, el alcalde se solidarizó con este arte «a pesar de los tiempos que corren» e invitó a la tolerancia a todos los que no les gusta esta fiesta. Además, García-Page comentó el debate sobre la prohibición de los toros en Cataluña de los últimos meses y aconsejó no dejarse llevar por discursos superficiales que terminan «confundiéndose con el nacionalismo».

Y por último una reflexión para devolverle todo su lustre a la fiesta. «Me preocupa más que la gente que gustándole los toros no va a una plaza que los que no quieren entrar».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Toledo digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol