Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta

I.G.Villota - lunes, 26 de noviembre de 2018
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta - Foto: Yolanda Redondo
La mayoría de los premiados, como Almudena Grandes, Icíar Bollaín y Luis Tosar, manifestaron su apoyo en el Día Contra la Violencia de Género. Una gala intensa y amena, con números de calidad artística, pide que el Cibra continúe

Un festival hecho desde la locura por el cine, creado y sostenido por los que no temen al riesgo y están dispuestos a darlo todo por amor a un sueño. «No dejemos nunca de perseguir nuestros sueños». Con estas palabras, que llegaron tras un número musical en homenaje a la película ‘Romeo y Julieta’ (1958) en su aniversario, el actor de La Puebla de Montalbán Álvaro Rico, protagonista de la serie ‘Élite’ de Netflix, arrancó la gala de clausura del festival del Cine y la Palabra (Cibra). Una cita que cerró su décima edición con un espectáculo redondo tras diez días de cine, literatura y cultura en la ciudad. Amena, intensa y apasionante, se convirtió un año más en una demostración de calidad y en un homenaje al cine que, este año, sumó mensajes contra la violencia machista, especialmente al celebrarse el 25 de noviembre, el día mundial para la eliminación de las violencias contra la mujer.

La gala llenó ayer las butacas del Palacio de Congresos de Toledo, pero en el exterior del edificio numeroso público se congregó también, desde primera hora de la tarde, esperando a los actores que pasaron por la alfombra roja, en este caso de color negro. Especialmente esperando a los protagonistas de ‘Élite’, compañeros de Rico y galardonados ayer con el premio ‘Orden de Toledo’ al talento juvenil.  

El Cibra ya ha cumplido su décima edición con Gabriel Castaño a la cabeza, sin duda el alma mater de un festival cada vez más profesionalizado y que llena la ciudad de Toledo y al municipio de La Puebla de Montalbán, donde nació, de figuras del séptimo arte.

Si hace dos años la nota musical tuvo a ‘La Bella y la Bestia’ y Disney como protagonistas y el año pasado a ‘Cabaret’, en esta ocasión la gala arrancó con un hermoso número en homenaje a ‘Romeo y Julieta’, con trajes de época y como si de un salón italiano se tratase.

Después llegó el turno de los premios. El primero de ellos, dedicado a la superación, fue para el elenco de ‘Campeones’, protagonizada por personas con capacidades diferentes, que no pudieron asistir a la gala, motivo por el que el productor de la película recogió el premio. «Lo distinto y lo diferente enriquece nuestras vida», destacó, añadiendo que  «en España hay un antes y un después en la inclusión gracias a esta película».

Después Almudena Grandes recibió el premio ‘Alice Guy’, en recuerdo a la primera cineasta femenina, de la mano de su amigo Eduardo Mendicutti quien se refirió a ella como «la mejor escritora y la mejor amiga», confesando que cocina los mejores chipirones en su tinta del mundo.

Grandes fue la primera en recordar que esta gala coincidía con el 25 de noviembre. «Me gustaría que dentro de unos años ni hiciese falta que existiese este día porque se hubiesen erradicado las violencias contra la mujer y no fuese necesario recalcar con premios el talento femenino», reivindicó entre aplausos.

De nuevo Álvaro Rico enganchó al público con un hilarante monólogo en el que contaba uno de sus sueños de infancia: participar en la escena del piano de ‘Big’, que parecía que no llegaba, pero llegó proyectado en el suelo del escenario. Y es que la película protagonizada por Tom Hanks fue otra de las cintas homenajeadas en su aniversario, así como la mítica ‘Cinema Paradiso’. Después llegó un guiño a Georges Méliês, el director francés y gran mago del séptimo arte, quien convirtió el cine en fantasía y espectáculo.

El Cibra también recordó a  Reyes Abades, el especialista en efectos especiales fallecido, y lo hizo de manera previa a que apareciesen en la sala los tambores de la Semana Santa de Calanda, el municipio donde nació el genio Luis Buñuel, cuyo festival se ha hermanado con el Cibra.

Un hermanamiento que ha dado como fruto la creación del premio ‘Orden de Toledo’, en referencia a esa asociación vanguardista que formaron el cineasta junto a Dalí y Lorca, para premiar el talento joven. Lo recogieron los actores de ‘Élite’ de la mano del alcalde de Calanda, José Ramón Ibáñez, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. Un momento emotivo dado que el presentador de la gala cambiaba de rol y se convertía en premiado.

Los chavales reivindicaron que la serie cuenta problemas de los jóvenes que necesitaban ser contados, destacaron que hay gran talento joven en España que hay que cuidar, además de indicar que las artes son la principal herramienta del cambio. «Se lo dedicamos a toda la gente joven que a través de esto quiere cambiar el mundo», dijeron.

El premio a la mejor interpretación femenina fue para Eva Llorach quien dedicó sus palabras «a las más de 900 mujeres» que han sido asesinadas por la violencia de género. «Para que ese horror acabe de una maldita vez».

La mejor interpretación masculina fue para Antonio de la Torre por su papel de Enrique Múgica en ‘La noche de 12 años’. No pudo asistir pero agradeció el distintivo en un vídeo grabado en Toledo durante su visita hace unos días para el preestreno de la cinta.

El premio ‘Toledo de cine’ lo recibió Luis Tosar de la mano de la alcaldesa quien refrendó el apoyo del Ayuntamiento de Toledo para la celebración de la undécima edición del Cibra, algo que había pedido un rato antes el público en pie con aplausos. Tosar manifestó su apoyo al Cibra y lamentó que 15 años después del rodaje de ‘Te doy mis ojos’ el maltrato contra la mujer, la principal desigualdad, esté en un punto «igual o peor». «Hay que cuidar la educación, los colegios y los profesores, para conseguir un mundo mejor», dijo.

Tras escuchar un cumpleaños feliz, cantado por Álvaro Rico emulando a Marilyn Monroe, tomó la palabra el director del Cibra, quien rompió a llorar al recordar que «había sido un festival difícil» por el fallecimiento de una persona muy vinculada al festival. Castaño reivindicó la potencia de la cultura y de eventos como este y pidió a todo el equipo que subiese al escenario para recibir el calor del auditorio.

El actor Jaime Lorente fue premiado como talento joven y lo agradeció con un reconocimiento a quienes hacen cine. «Un aplauso a quienes se dejan los cojones y los ovarios por sacar esto adelante», apuntó. La actriz Laia Marull entregó después el de mejor película para ‘La noche de 12 años’.

Y no podía haber un cierre mejor que convertir el premio ‘Alice Guy’ en un homenaje al elenco de ‘Te doy mis ojos’, la cinta de Icíar Bollaín, rodada en Toledo, sobre la violencia machista, con una enorme sensibilidad y realidad a la vez. Recibieron un galardón, cargado de simbolismo al coincidir con el 25-N.  Su directora, que subió al escenario con muletas  por un esguince, recordó el rodaje y lo que ayudó la asociación de mujeres toledana ‘María de Padilla’ a construir la película. Asismismo tuvo una palabra de afecto para las mujeres que sufren la violencia sin olvidar a los maltratadores. «Que ellos sí estén solos», reclamó.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta - Foto: Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta - Foto: Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta - Foto: Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta Yolanda Redondo
Toledo cierra la décima edición del Cibra con tonos violeta - Foto: Yolanda Redondo
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD