Toledo prepara un final espectacular

J. M. Loeches - miércoles, 19 de diciembre de 2018
Toledo prepara un final espectacular
El final de la décima novena etapa de la Vuelta a España 2019, con salida en Ávila, prevé una subida de 600 metros por adoquín desde Doce Cantos a la meta instalada en la calle de la Unión, al lado del Alcázar

La Vuelta a España 2019 hará parada en Toledo. La Ciudad Imperial será final de la décima novena etapa, el 13 de septiembre, con salida en Ávila y 163,4 kilómetros de recorrido. Por lo demás, aunque todavía se está negociando la parte final de esta jornada, todo hace indicar que la meta estará instalada en el Casco Histórico y no en la Vega, como en las últimas ediciones de 2008, 2009 y 2010. Lo que no está claro es que sea en la plaza de Zocodover.
Y es que, los técnicos de Unipublic y los del Ayuntamiento están estudiando ubicarla en la calle de la Unión, cerca de donde finalizó la última edición de la Nocturna de Toledo. Así las cosas, se sacrificaría la llegada en uno de los sitios más emblemáticos por un final espectacular para los ciclistas, que se estarán jugando por entonces el triunfo final en Madrid y deberán enfrentarse a una subida de unos 600 metros por adoquines. De hecho, la jornada en Toledo será la penúltima de la ronda nacional.
Por tanto, la idea que está encima de la mesa es que el pelotón llegue por la carretera del Valle para cruzar por el puente Nuevo. El terreno comenzará a empinarse en la subida por Doce Cantos, con curvas de casi 180 grados. Esta propuesta incluye que se continúe por la calle Miguel de Cervantes, se atraviese el túnel y se llegue al Alcázar por la calle de la Unión, donde acabaría la etapa, al lado, por cierto, de la casa del Águila de Toledo, Federico Martín Bahamontes.
Aún se encuentra en el aire esta opción porque esto conlleva que el Ayuntamiento tenga que acometer obras de acondicionamiento del firme de todas las calles, para facilitar el acceso de los ciclistas al Casco. Sin embargo, desde el Consistorio y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha lo ven como un medio idóneo de publicitar a España y al mundo esta parte de la ciudad. Habría cámaras situadas en toda la subida para seguir sin problemas los últimos metros de la etapa.
En cualquier caso, al arrancar la jornada desde Ávila, las carreteras de la provincia también tendrán la posibilidad de ver el paso del pelotón de la Vuelta a España. La carrera partirá desde la ciudad castellano-leonesa para subir con apenas 13 kilómetros recorridos, el Alto de la Paramera, de tercera categoría. Seguidamente, por la N-403, se pasará por El Barraco, por el embalse de El Burguillo y por la localidad de El Tiemblo.
Los corredores se introducirán en la Comunidad de Madrid unos kilómetros para atravesar San Martín de Valdeiglesias y regresar a Ávila por la M-501 hasta Sotillo de la Adrada. Después, el pelotón cogerá la M-545 para pasar por Cenicientos, de nuevo en Madrid, y ya entrará a la provincia de Toledo por Escalona.
Asimismo, continuará por la N-403 a la altura de este municipio para atravesar después Maqueda, Val de Santo Domingo y Torrijos. Los corredores enlazarán entonces con la TO-3523 para llegar a Albarreal de Tajo y encarar ya el final hacia Toledo, adonde entrarán por la CM-4000 para después bordear todo el Valle y afrontar un final que se presenta imprevisible para los favoritos a hacerse con la victoria en la capital de España.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Toledo prepara un final espectacular
Toledo prepara un final espectacular
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD