Borox salda su primera 'batalla' con la concesión del agua

Redacción - sábado, 29 de diciembre de 2018
Borox salda su primera ‘batalla’ con la concesión del agua
El Ayuntamiento está elaborando la pieza de liquidación del contrato con Inprocosa después de que el Consejo Consultivo diera el visto bueno a la resolución del contrato por incumplimiento de la empresa


Las cosas de Palacio van despacio y las de resolver contratos administrativos han durado en Borox más de dos años. Eso sí, finalmente han podido ‘deshacerse’ de la empresa que gestionaba el ciclo integral del agua desde 2011 -Inprocosa- después de sufrir «incumplimientos todos los años» y de haber intentado «arreglar las cosas por las buenas», señala el alcalde Borojeño, Ramón Lozano Reviriego.
Y hasta 13 han sido las consideraciones que el Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha ha explicitado para justificar la procedencia de la resolución de este contrato pero, aprecia Ramón Lozano, que solo con dos de ellas sería suficiente para romper las relaciones entre Ayuntamiento y empresa. «Es un informe demoledor para la empresa porque le achaca incumplimientos graves, hasta 13», señala el primer edil.
En concreto, expone el alcalde, deben dinero de la depuración de aguas al Ayuntamiento, alrededor de 600.000 euros, y a la Mancomunidad, otros 150.000, y por otra parte, han abandonado -con las consiguientes sanciones de la CHT por vertidos ilegales- una depuradora que se encontraron en perfecto estado de funcionamiento además de haber desmontado muchas piezas de otra que no funcionaba y cuyos daños se calculan, «cifran los técnicos», en un millón de euros.
En resumen son las dos razones más poderosas sobre las que se ha sostenido la autorización para resolver un contrato con Inprocosa que ahora devuelve al Ayuntamiento la prestación y gestión de un servicio para el que, sin embargo, no está completamente preparado. Reconoce el alcalde que han tenido que contratar los servicios de una empresa, principalmente para las labores de cloración del agua. «Queremos tener la certeza de que llega al grifo en óptimas condiciones», asevera Lozano.
 De este modo, el Consistorio ha recuperado la normalidad en la gestión de este servicio y con las garantías necesarias para asegurar las condiciones idóneas para el consumo humano, algo que le preocupa de forma especial al alcalde borojeño que ha acudido a una empresa para estos menesteres aunque cuentan con un funcionario que en su momento se encargaba de estos trabajos y que ahora realiza las labores que le encomiedan con garantías, afirma el alcalde. Además, también han firmado un contrato con otra empresa del sector para cubrir las averías y otras incidencias y labores diarias a las que con este funcionario no se pueda llegar.
 Después de haber logrado el visto bueno del Consejo Consultivo, ahora están elaborando la pieza de liquidación para saber qué cantidad han de reclamar a Inprocosa. Una gestión que en principio seguirá la vía administrativa como corresponde aunque en caso de que la empresa no responda favorablemente no descarta el alcalde tener que acudir al procedimiento judicial. Y es que en esta pieza de liquidación se incluirán también los recibos pendientes de cobro que reclama la empresa, unos 200.000 euros, aunque, como explica el alcalde se ha solicitado que desglose esta partida para conocer si han realizado los requerimientos pertinentes para su cobro y si hay, que los hay, recibos prescritos de empresas que incluso han desaparecido. «Esto era responsabilidad de la empresa como concesionaria», puntualiza el alcalde.
 
Licencia para la depuradora. En cuanto al futuro de la gestión del servicio, señala el alcalde que han llegado a sopesar la remunicipalización. Sin embargo, se enfrentan a un problema «de máxima gravedad» que es recuperar la autorización de vertido para depurar las aguas residuales del polígono, además de por los daños ambientales al río por las sanciones que siguen recibiendo.
En este sentido, el Ayuntamiento está valorando poner en marcha la depuradora que abandonó Inprocosa que, por otra parte, reconoce el alcalde, utilizaba un sistema que había quedado desfasada aunque a pesar de «no ser el más recomendable, en su día tenía su autorización y funcionaba bien».
 «Hay que valorar técnicamente si interesa más poner esta en marcha con las modificaciones necesarias o poner en marcha la que estaba sin funcionar», o incluso construir una nueva, porque, calcula el primer edil, tendrían que hacer inversiones de entre 300.000 ó 350.000 euros.
Esta decisión marcará la licitación de la gestión del servicio que se lleve a efecto para que sea la adjudicataria la que se encargue de dicha obra.
 No obstante, no será en esta legislatura, a la que le queda menos de medio año, cuando se lleve a efecto este concurso puesto que en este momento están elaborando un estudio de viabilidad previo a la aprobación de los pliegos. Estima el alcalde que quizá sí lleguen a poder sacar la licitación pero la adjudicación se demorará hasta después de las elecciones.
 Mientras tanto, el Ayuntamiento será el encargado de la gestión del servicio de abastecimiento y acaltarillado aunque con el apoyo de empresas externas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD