La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

San Telesforo, el éxito de lo artesano

M.G - jueves, 29 de noviembre de 2018
San Telesforo, el éxito de lo artesano - Foto: Yolanda Lancha
Esta empresa familiar, con 212 años de andadura, consolida el mazapán y su confitería en restaurantes gourmet españoles. También vende sus productos fuera de Toledo en 200 tiendas especializadas. La producción anual ronda los 25.000 kilos de mazapán

«Nada es eterno si no se alimenta».  Es una frase de Juan Manuel Albelda, directivo de la empresa familiar San Telesforo, que se lleva a rajatabla para continuar consolidando el negocio fuera de Toledo y mantener un buen ritmo de ventas en la ciudad gracias a su  mazapán, su confitería y a los helados artesanos, un producto que ha calado tanto que incluso se sigue comercializando en otoño.
La empresa va ganando peso fuera de Toledo debido a la comercialización de los productos en 200 tiendas gourmet distribuidas en España y a la entrada en restaurantes reconocidos, sobre todo, en quince establecimientos del ‘Grupo la máquina’ de Madrid, y en otros de la provincia de Toledo. La ampliación del negocio es importante, pero Albelda reconoce que hay que llevarla a cabo con mucho tiento porque no están dispuestos a perder esa producción artesanal tan arraigada y destacada en la ciudad que les ha convertido en un obrador de referencia desde que se puso en pie el negocio, hace ya 212 años.
En este caso, San Telesforo exporta mazapán, tartas, incluida la de tres chocolates y otros productos. A la familia le hace especial ilusión que los dos establecimientos hosteleros del Bernabéu dispongan de sus productos y que los jugadores del Real Madrid tengan la oportunidad de probarlos.
La empresa está superando el carácter estacional de un negocio centrado en la época navideña para ir ganando peso el resto del año. Las cifras avalan el dulce momento de este negocio gracias a esos 20.000 o 25.000 kilos de mazapán que comercializarán en 2018, cifras similares a  años anteriores.
Los objetivos no acaban ahí. El negocio familiar ha entrado también con fuerza en la comercialización de helados artesanos y pone a disposición de los clientes más de veinte sabores con productos naturales de primera calidad y sabores sorprendentes gracias a los helados de mazapán, de turrón, de milhojas, de frutas, o de tarta de queso. Y la demanda de estos productos ha obligado a la familia a mantener un mostrador en las distintas tiendas.
San Telesforo se encuentra muy satisfecha con las ventas de su establecimiento en el barrio de Buenavista, que ha permitido acercar los productos a muchos vecinos sin necesidad de que se desplacen al Casco Histórico. Además, Patricia Junquera, que lleva el negocio junto a su hermana y su cuñado, destaca el éxito de la tarta de mazapán.
La empresa tiene previsto seguir creciendo y comercializar nuevos productos, pero aún es pronto para presentarlos a pesar de que ya tienen algunas ideas. Albelda cuenta que mantienen encuentros con chefs y profesionales ligados a la gastronomía y de esas reuniones «salen muchas iniciativas», pero es preciso trabajarlas y estudiar el mercado antes de innovar y lanzar un producto.
San Telesforo también tiene en mente ir sumando clientes a través de internet con la comercialización on line, un reto que irá cobrando peso en los próximos años sin descuidar todas las líneas de expansión que mantiene esta empresa familiar que todavía no ha dado el salto fuera de España, salvo con pedidos puntuales de Estados Unidos, por ejemplo, hace bastantes años.
En este caso, Albelda insiste en que los productos de San Telesforo se irán colocando en tiendas especializadas en distintos países, como China, pero no a gran escala porque se perdería esa producción artesanal que caracteriza a esta familia desde hace tantos años. Asimismo, María Ángeles Junquera también subraya la vida de San Telesforo en Toledo más allá de las propias pastelerías gracias a su patrocinio en la carrera ‘Cigarra toledana’, sus más de 20 talleres de mazapán anuales y el reciente concurso de dibujo sobre Halloween en el que han participado bastantes colegios y su acogida ha obligado a incluir dos premios más a los tres planeados en principio.
El mazapán tiene mucha competencia desde hace unos años. «Es el pan nuestro de cada día», insiste, pero también remarca que el producto de calidad se realiza con un 50% de almendra y otro 50% de azúcar a pesar de que el mercado es muy amplio y ofrece mazapán que contiene otros ingredientes y no disfruta de calidad.
En este caso, esta empresa familiar ha recorrido 1.500 tiendas gourmet buscando hueco para comercializar el producto y se ha encontrado con negocios que valoran la calidad del mazapán y otros que comercializan un producto de poca calidad a un precio más bajo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD