La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ferrán Adriá

Ferrán Adriá: "No se puede ser innovador en todo"

Elena F. Gordón (Ical) - lunes, 19 de noviembre de 2018
CREADOR DE IDEAS El reconocido chef anima a buscar nichos de oportunidad para hacer cosas diferentes, sin olvidar el pragmatismo y la seriedad, al tiempo que estimula a todo el mundo a creer en su propio proyecto y a batallar por él hasta al final, i

Elena F. Gordón (Ical) / león
Asus 56 años, este catalán cosmopolita e intenso diversifica su talento en varios proyectos que, de la mano de Telefónica, le llevan a investigar y a divulgar el conocimiento en distintos ámbitos. Con la innovación como seña de identidad en los fogones, lo que le llevó a ser designado como mejor chef del mundo, Ferrán Adrián transmite un convencimiento y entusiasmo que posiblemente sean algunos de los ingredientes del éxito que repite con cada iniciativa. 
Cocinero, ideólogo, innovador... hasta experto en arte. ¿Con qué dedicación se identifica más?
Cocinero, cocinero es lo que soy. A partir de ahí, las consecuencias de lo que hago es otra historia. Si me dedico a crear o a innovar y además me interesa la investigación, comparto esto con personas que no son de mi profesión.
Lleva años como embajador de Telefónica. ¿Cuál es la esencia de su mensaje?
Con Telefónica lo que queremos es compartir. Explicarles que la libertad es maravillosa para que cada uno haga lo que le dé la gana, no ser dogmáticos y mostrar nuestra experiencia, siendo muy pragmáticos. Hay que tomárselo muy en serio. Una idea no es una empresa. En un restaurante el propietario, sea el cocinero o el rey de la pista, tiene que saber que los impuestos son el 50 por ciento de su ganancia. Todo lo que pasa es una evolución... nos gusta hablar de actitud innovadora.
¿Qué percepción tiene de la realidad actual de España en materia de innovación?
Esto tendría que estar en el ADN de la gente, no tendría que ser forzado. Es un gran reto cómo decir a la gente de manera pragmática que no hay que tener miedo pero no hay que ser loco para montar un negocio. Hay que ser pragmático y no tener miedo al fracaso. Si fracasas no pasa nada. Hace falta que en el cole exista todo esto. ¿Cuál es el tema? Que para innovar tienes que comprender la innovación e hicimos con Telefónica un proyecto precioso en el que nos dimos cuenta de que no estaba tan claro esto de la innovación. Esto hay que explicarlo. Todo el mundo puede jugar al fútbol, pero no todos pueden ser como Messi o Ronaldo. El tema de la competitividad es complejo... nosotros somos pragmáticos y no quiero vender motos, porque si te piden 20.000 euros para una start up y no te lo devuelven...
¿La fuga de talentos es un daño irreversible para la evolución de un país en distintos terrenos?
La persona más innovadora del mundo tiene un 25 por ciento de margen de lo que disponga para invertir y decidir en qué. En España hay que hacer un inventario... no se puede ser innovador en todo. Vamos a ver en qué se van a poner los recursos para ver, por ejemplo, en qué hay que investigar e invertir. Cuando alguien tienen un talento brutal, por ejemplo en aeronáutica, intenta entrar en la NASA. Al talento de verdad, seguramente tenemos que ayudarle a que vaya fuera y ojalá vuelva. Sin embargo, hay sectores en los que España es un país puntero, como en algunos campos de la Medicina. En Harvard no tienen facultades de todo, no son buenos en todo. Esto tenemos que aprenderlo, porque parece que aquí queremos ser buenos en todo.
¿Cuál cree que debe ser la apuesta de una ciudad para venderse como destino turístico?
Hay que ver el tema estratégico; no todo el mundo quiere turismo de calidad; no todo el mundo tiene recursos para un turismo de calidad; también tendrá que venir gente joven que no tiene recursos. Ahora, si dices que quieres turismo de calidad, eso va intrínsecamente ligado con la gastronomía. Y a partir de ahí dices ¿Qué tengo de diferente? Un mercado que fuera un museo de la alimentación yo no conozco en el mundo. ¿Esto sería motivo para que la gente viniera? Puede ser... fíjate El Capricho, un experto en vacuno, con una calidad extraordinaria que se ha convertido en referente en el mundo. Hay que buscar referencias como esa y eso hace que haya un nivel alto muy bueno. Hay que hacer una estrategia conjunta que no es fácil porque cada uno va a lo suyo.
¿La mejor receta es la que mezcla modernidad, sensatez y materia prima?
La mayoría de días vamos a un sitio a comer por un tema de socialización y a algunos vamos a degustar. Si todos son de máximo nivel, no va a haber público.
¿Todos los productos son susceptibles de ser innovados?
Claro que se puede innovar. Los embutidos no son igual que hace 30 años, cada vez son más ligeros, más suaves de gusto, la sal hay que bajarla por temas de salud. Ahora, cuando hay obras de arte, no la toques. Por ejemplo, alrededor del vacuno se puede montar un discurso increíble, como se ha hecho con el cerdo ibérico. Hay que buscar los nichos de oportunidad para hacer cosas diferentes.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD