La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

La menor desaparecida se pone en contacto con su familia

J.M. - jueves, 8 de noviembre de 2018
La Guardia Civil participaba en la búsqueda de la joven. - Foto: David Pérez
La familia había visto por última vez a la joven el martes. Tras denunciar la desaparición, informaron ayer de que la menor había dado señales de vida

El alcalde de Nambroca, Víctor Botica, confirmó a este diario que la menor de edad desaparecida en Nambroca se había puesto ayer en contacto con sus familiares y había comunicado que se encontraba bien e iba a regresar al domicilio.
La Guardia Civil estaba buscando a esta chica, Rocío de 17 años, que llevaba desaparecida de su domicilio de Nambroca desde el 6 de noviembre. Fuentes de la Guardia Civil informaron a Efe de que la denuncia se interpuso el miércoles ante la Policía Nacional y fue remitida al cuartel de la Guardia Civil de Mora, que es el encargado de la localidad de Nambroca y que había realizado las gestiones oportunas para localizar a la joven.
Las mismas fuentes apuntaron que se barajaba ya que se trataba de una marcha voluntaria, si bien resaltaron que se estaba haciendo todo lo posible por localizarla aunque, recalcaron, no se había catalogado como una desaparición de alto riesgo.
La tía de la chica desaparecida, Perfecta Rodríguez, explicó a Efe que la última vez que habían visto a Rocío fue el martes 6 de noviembre a las 15.30 horas, cuando se marchó de casa y dijo a su madre que se iba con una amiga y que, desde entonces, no la han vuelto a ver.
Su tía, quien afirmó que es la primera vez que Rocío se fugaba de casa y que «no es una niña rebelde ni de estar en la calle», lo que aumentaba la preocupación en la familia, indicó que la misma tarde de su desaparición, la chica mandó un mensaje a su hermana diciéndole que se había marchado con un chico y que le dijera a su madre que estaba bien.
Sin embargo, lamentó que han intentado llamarla desde entonces y que tenía el teléfono apagado, y aseveró que nadie de la familia y ni siquiera sus primas, que son sus amigas más íntimas, sabían quién podía ser el chico con el que se había marchado.
En el momento de su desaparición, Rocío llevaba puesto un pantalón blanco, unas deportivas blancas y una sudadera gris con capucha, indicó su tía.
También señaló que la familia, en su intento por dar con la chica, ha podido saber a través del localizador del teléfono que su última conexión fue en la gasolinera de Nambroca.
La tía hizo un llamamiento a la chica o a cualquiera que pueda saber dónde está para que se pusiera en contacto con la familia, que lleva años viviendo en el municipio, porque están muy preocupados.
La Guardia Civil tenía desplegado un operativo de búsqueda con contactos en las zonas donde se pueda haber trasladado porque era una menor.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD