El Tajo pide una entrada al centro comercial por la N-400

J. Monroy - lunes, 11 de febrero de 2019
Propuesta de entrada a la zona comercial desde la N-400. - Foto: La Tribuna
A la espera de que Ayuntamiento y Junta puedan ejecutar medidas de más calado e inversión, la Asociación vecinal hace una serie de medidas paliativas para evitar problemas de tráfico

Permitir al acceso directo desde la N-400 o la carretera de las Nieves al centro comercial, o dotar al primer vial de un tercer carril en sentido a Toledo, prolongando la calle Río Jarama. Son algunas de las seis propuestas que la Asociación de Vecinos El Tajo ha trasladado ya al Ayuntamiento, la Junta de Comunidades y Fedeto para mejorar los accesos y las salidas del Polígono. Lo ha hecho en el documento Medidas paliativas para la circulación del Polígono, que en una semana presentará a los sindicatos.
El pasado miércoles, un cuádruple accidente, afortunadamente si mayores consecuencias, provocaba un gran atasco a la salida del Polígono. El incidente se producía a las tres y media de la tarde, en la N-400, sentido Santa Bárbara, poco antes del desvío hacia Madrid. Los embotellamientos afectaron a varias entradas y salidas de las zonas residencial e industrial del barrio. Algunos conductores han llegado a denunciar que estuvieron atrapados durante una hora.
Este último episodio, que se repite con demasiada frecuencia, evidencia que el Polígono, en palabras de El Tajo, «es una ratonera». Una única carretera actúa como entrada y salida. De forma que los conductores que van a los demás barrios de Toledo, Madrid, Ciudad Real o Ávila, en definitiva, todas las salidas, salvo Cuenca, van por un mismo vial, que en caso de accidente, se colapsa. Además, también hay problemas de entrada a diario en ciertos horarios.
Desde hace tiempo, la Asociación viene pidiendo soluciones, y advirtiendo que, de no llegar, el problema se va a agravar cuando esté en marcha el nuevo hospital. Y de poco le sirve que se hayan creado dos rotondas en el interior del barrio, porque los problemas son para acceder o salir hasta su interior. De ahí que haya realizado esta aportación, convencida de que «o se diversifica la entrada y salida o no hay solución, más a sabiendas de que en la actualidad ya se forman retenciones a determinadas horas».
La Asociación se lamenta en el documento de que, anulado el POM, se ha suspendido el puente previsto hacia Azucaica. Además, se ha desechado por su impacto ambiental la unión de Vía Tarpeya con la carretera de Las Nieves, y la ronda Suroeste está paralizada por falta de presupuestos. Ante todos estos «augurios muy negros», lanza una serie de propuestas que, sin dejar de ser meramente «paliativas», pueden al menos dar algunas soluciones.
La primera de sus aportaciones trata de evitar los problemas para encontrar un aparcamiento gratuito que surgirán en el entorno del hospital. La solución sería dos rotondas de acceso al mismo por Vía Tarpeya, lo que permitiría que la misma se utilizara fácilmente para el estacionamiento.
Desde hace años, el Tajo reivindica un tercer carril en la N-400. La idea es alargar la calle Río Jarama, que hoy muere en una peligrosa incorporación al vial, sino que se convierta en un tercer carril, que transcurriría al menos hasta el desvío a la carretera de Madrid. Con esta actuación se podrían evitar problemas como el atasco del pasado miércoles.
Otra vieja petición es que para entrar en el centro comercial no haga falta entrar dentro del Polígono. La idea es que desde la N-400 se pueda acceder directamente a la rotonda inferior, junto a la gasolinera de Eroski. Para que así sea, recuerdan los vecinos, sería necesario que se desafectara la carretera nacional, al menos entre Santa Bárbara y la glorieta subterránea. Algo similar se podría hacer uniendo la carretera de Las Nieves con la rotonda exterior de Luz del Tajo. De esta forma, todas aquellas personas que vienen del sur accederían directamente al centro comercial y al hospital, sin necesidad de dar más vueltas de las necesarias por la ciudad. De paso, se quitaría mucho tráfico de su actual acceso, compartido con quienes llegan de Madrid o el Salto del Caballo.
Precisamente, la última propuesta afecta a este cruce. La idea es favorecer la circulación en la incorporación a la N-400, quitando el ceda el paso desde la bajada de Las Nieves. Para ello, la propuesta es dejar un único carril la carretera nacional, y que el otro sea la incorporación.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD