Juan Francisco J. Blanco

«Las administraciones nos están dando un poco la espalda»

Marta García - domingo, 10 de febrero de 2019
Juan Francisco J. Blanco, presidente de la Asociación de Propietarios y Gestores de Apartamentos y Viviendas de Uso Turístico de Castilla-La Mancha. - Foto: Ví­ctor Ballesteros
El vicepresidente de la Asociación de Propietarios y Gestores de Apartamentos y Viviendas de Uso Turístico de Castilla-La Mancha pide al Ayuntamiento de Toledo «un poco de sensatez y legalidad porque el pago es abusivo»

Cómo surge la Asociación de Propietarios y Gestores de Apartamentos y Viviendas de Uso Turístico de Castilla-La Mancha (Apturcam)?
La asociación nace hace aproximadamente cuatro años y es de ámbito regional, aunque la mayoría de los asociados están en Toledo, también hay en Cuenca, Guadalajara y Ciudad Real. No somos muchos asociados, pero somos bastante representativos del sector. Hay que tener en cuenta que muchos de ellos tienen una decena o más de viviendas de uso turístico y, de momento, no hay ninguno con apartamentos turísticos.
Hace años hubo una campaña que orquestó el lobby hotelero a nivel nacional, con mucho conflicto en Barcelona, y con este revuelo nos dimos cuenta tarde, a los seis o siete meses, de que se trató de una campaña orquestada y cuatro amigos decidimos constituir la asociación, pero estuvimos los dos primeros años prácticamente sin hacer nada, salvo acudir a reuniones con la federación para situarnos.

¿Se suele confundir el apartamento turístico con la vivienda de uso turístico?
Sí, muchas veces sí. La vivienda de uso turístico se ha diseñado y construido en suelo de uso residencial y su destino inicial ha podido ser como residencia permanente de una familia o alquiler de larga distancia y en un momento determinado se opta por ponerla a disposición de los turistas por cortas estancias. Pero los apartamentos turísticos tienen como requisito que se han construido en suelo de uso terciario, aunque en Castilla-La Mancha actualmente se permite en determinadas ocasiones que estén en suelo residencial. La diferencia se encuentra en que los apartamentos turísticos suelen estar en un edificio diseñado para ese uso.
En el decreto de la Junta se ha abierto la posibilidad a tener apartamentos sin que estén todos en un conjunto, aunque los requisitos no son los mismos que los de las viviendas de uso turístico, porque pueden tener la obligación de tener un office, ascensor a partir de la tercera planta, personal continuo en recepción... Todo depende de las llaves en las que esté categorizado.

En los últimos años ha ganado mucho peso las viviendas de uso turístico y ha crecido bastante la demanda también. ¿A qué obedece?
Está muy analizado el cambio de tendencia y en España está asociado a los milennials fundamentalmente. Fuera de España es bastante habitual viajar en familia de esta manera, pero la filosofía del español siempre ha sido que si se va de vacaciones es para gastarse lo que no se tiene y si no es así se queda en casa, aunque es cierto que también está cambiando. La gente joven quiere viajar, ahora no se tienen tantos medios, los sueldos son bajos y la forma de viajar es en este tipo de alojamientos.

También es más barato que dormir en hoteles, normalmente.
Para una pareja puede llegar a ser más barato un hotel, pero si se viaja en familia no. Además, los hoteles no contemplan la posibilidad de alojar familias. Es muy difícil que te den dos habitaciones comunicadas y hay que tener en cuenta que el precio esté valorado económicamente como dos habitaciones independientes, así que es más caro, y no como una más una. 
Sin embargo, nuestro sector asume gastos mucho mayores. Únicamente por cambiar la lencería, la limpieza y demás tienes casi 40 euros de coste. Y no sabemos muy bien cómo algunos ofrecen viviendas por 35 euros.

¿Da cierta rabia que se esté demonizando al sector de los apartamentos y las viviendas de uso turístico?
Sí, es muy injusto. En el caso de muchas ciudades, Toledo inclusive, revitalizamos el Casco, ponemos en valor muchas viviendas abandonadas y facilitamos el comercio. En Toledo era casi impensable que se abriesen tiendas de comestibles hace cuatro años. No entendemos por qué tanta crítica. Tampoco sabemos por qué los restaurantes y los bares no se dieron cuenta y apoyaron a la Asociación de Hostelería, que únicamente defendía a los hoteles, cuando nosotros también ayudamos a estos negocios.

¿Hay una guerra tan declarada en Toledo como en Madrid o Barcelona entre el sector hotelero y de las viviendas turísticas?
No es una guerra declarada tan abiertamente como en otros sitios, entre otras cosas, porque muchos hoteleros están adquiriendo viviendas para ponerlas al uso de esta manera. Pero sí existe una guerra y las administraciones nos están dando un poco la espalda. Hace unos días hubo una reunión en la Consejería con la Asociación de Hostelería para hablar de nuestro sector y resulta gracioso que no se avise a los que somos interlocutores del sector. Esta situación nos hace no tener buenas sensaciones de la administración. 

En Toledo hay muchas viviendas de uso turístico que no están legalizadas. Navegando por el portal web Airbn aparecen más de 400 viviendas, pero sólo están legalizadas poco más del 10%.
Me parecen muchas, pero existe una problemática real. Desde la asociación animamos a todo el mundo a estar legalizado y no tendría cabida nadie que no estuviese en sintonía con ello. Pero una cosa es cumplir con la ley y otra distinta con determinados preceptos que se nos intentan imponer y creemos que no tienen justificación legal. No tiene sentido que el Ayuntamiento nos exija por hacer una comunicación de actividad la misma tasa que le cobra como licencia de apertura a un restaurante.

Pero el Ayuntamiento no tiene capacidad legal sobre el sector.
No la tiene, pero aun así, la tasa está modulada en función de metros y de la ubicación de la vivienda. 

Aun así, la competente realmente es la administración regional.
Sí. Pero el decreto establece que se realice una comunicación a los ayuntamientos. Y la ordenanza municipal dice que los restaurantes, las tiendas y los comercios tienen que pagar una tasa por su apertura que recoge una ordenanza, pero en la declaración de comunicación de una vivienda de uso turístico no figura que el pago se incluya en una ordenanza porque no existe. Y resulta muy extraño.

¿Qué le parece el Decreto de la Junta aprobado hace unos meses?
Nosotros estuvimos con la secretaria general hace aproximadamente un mes y fuimos a quejarnos de que había habido una reunión anterior y que no se nos avisa. Vimos buena voluntad, aunque después no lo vemos. Personalmente, no creo que vayan a hacer nada más, hay un decreto, pero nació con el grave defecto de no dejar claro qué papel tienen los ayuntamientos. 
Las comunidades autónomas están esperando a que haya una regulación nacional, pero no sé más. La problemática que tenemos en Castilla-La Mancha no es única, cada comunidad está regulando de una manera, hay muchísimos recursos y las administraciones están perdiendo la mayoría de ellos. También la Comisión Nacional de Mercados y Competencias está detrás del tema denunciando las irregularidades de los decretos y de las ordenanzas. Todo es muy extraño. 

¿Y sería bueno que el Ayuntamiento de Toledo elaborara una ordenanza municipal para los apartamentos y viviendas de uso turístico?
Sería muy bueno que el Ayuntamiento pusiese una tasa administrativa como ocurre en Cuenca y en otros municipios, donde se paga por hacer la comunicación poco más de cien euros. Pero no entendemos por qué el de Toledo coge este camino. No se da cuenta de que si queremos que el sector se legalice no se puede hacer en base a cosas que entendemos que son abusivas y no son legales. Aquí el precio es de seiscientos y pico euros a 2.400 euros por una vivienda. por un acto administrativo. Así, lo único que se va a conseguir es mantener parte del sector en la ilegalidad. Le pedimos al Ayuntamiento de Toledo un poco de sensatez y de legalidad.

Hace varios meses la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Toledo incluyó normativa relativa a los apartamentos y viviendas de uso turístico en el Plan Especial del Casco Histórico. (PECHT) y se habla de una posible ordenanza. ¿Qué le parece?
Habrá que ver con que intención. Si se hace para proteger al sector hotelero, para depurar los apartamentos y viviendas turísticas o para garantizar la calidad del servicio y hacer algo inclusivo para que el sector esté bajo control, algo que me parece bien. No conozco las intenciones, pero no parece que vayan a proteger el sector, más bien a destruirlo. 

También se hablaba de la posibilidad de que las comunidades de propietarios trataran el tema con los dueños de apartamentos turísticos para evitar problemáticas. ¿No es demasiado exagerado?
Eso es lo que establece el decreto de la Junta para los apartamentos turísticos, pero no para las viviendas de uso turístico. Y la administración tiene clara la diferencia, otra cosa es que no quieran tenerlo para utilizar los conceptos de forma inadecuada.

A finales de diciembre el Gobierno tenía intención de aprobar una reforma de la Ley de Arrendamiento, pero finalmente no salió adelante. ¿Era también perjudicial para el sector?
Finalmente no se aprobó. Fue al Congreso y lo echaron para atrás. Permitía a los ayuntamientos fijar precios máximos para los alquileres, entre otras cosas. Volvemos a lo mismo, el problema de la ley es que está inspirada por el sector hotelero, que tiene muchísima fuerza en España, y pretendía introducir restricciones al sector de viviendas de uso turístico.  Pero ya hay personas, políticos y determinados partidos que están dando un paso adelante. La candidata del PP a la Alcaldía de Valencia dijo que no iba a exigir más a una vivienda que estuviese legalizada para uso residencial. Yes que es así, son viviendas para vivir tres días o tres meses.

¿Contacta más gente con la asociación desde que ha saltado a la esfera pública el problema del sector de la vivienda turística?
Quizá sí. En los últimos meses ha habido más contactos buscando asesoramiento. 

Hace un par de semanas el Ayuntamiento de Madrid ordenó el cierre de más de 500 viviendas de uso turístico en la capital.  ¿Esa decisión podría terminar trasladándose también a Toledo, que tiene tantas sin legalizar?
De las viviendas de uso turístico se habla mucho y mal. También se nos ha acusado de elevar los precios de los alquileres y ha salido una noticia  sobre Madrid que dice que los precios de viviendas en alquiler impiden su explotación como uso turístico y la gente se animaba más al alquiler otra vez. Eso sólo dice una cosa, que en un libre mercado al final todo es oferta y demanda. No digo que en un momento determinado y en una zona concreta la vivienda de uso turístico haya tenido mayor incidencia sobre el precio del alquiler, pero también hay que darse cuenta de que muchos de los que estamos en este sector entramos en el año 2012 y 2013 por la inseguridad  en el cobro fue tan grande que vimos esta salida como escape, con lo que al final el mercado se regula solo.

Pero que haya tanta vivienda sin regular en Toledo o en cualquier otro sitio perjudica al sector...
Sí, claro. Pero a un sector que está naciendo, igual que a un atleta del salto de altura en los primeros meses de entrenamiento no puedes poner un listón demasiado alto, tendrán que ponérselo más bajo... Sin embargo, lo que se está haciendo al sector es ponerle unos retos tan grandes, aunque tampoco le vienen bien a la administración, que es imposible que los cumpla y terminan sometiéndolo a que esté en la ilegalidad.

Se habla mucho de la oposición de los hoteles y del papel de las administraciones, pero muy poco de la opinión vecinal sobre el sector. ¿También hay mucha reticencia en Toledo?
Ni en Toledo ni en lo que conozco de España. Lógicamente hay algún problema, es inevitable, pero suele ser  puntual. Normalmente e sucede que los propietarios no han tenido la habilidad o la mano izquierda de tratar a las claras con las comunidades de vecinos. También hay muchos influenciados por la mala imagen del sector. 

Hace poco saltó la polémica con una vivienda rehabilitada por el Consorcio que se había puesto en uso turístico cuando las ayudas van destinadas a la vivienda habitual.
El Consorcio tiene sus varas de medir y a lo mejor en cada situación tiene una. Ña realidad es que todo el sector del turismo en Toledo tiene ayudas, pero nosotros no.

¿Seguirá insistiendo para que las administraciones cuenten con su asociación a la hora de avanzar en la regulación del sector?
Por supuesto. Nosotros conocemos la problemática. Cuando se quiere proteger a un sector -otra cosa es que la administración entienda que hay que hacerlo desaparecer y entonces habría que hablar del por qué- y entiende que es útil socialmente y también útil a la economía de la ciudad lo lógico es hablar con el sector y no dar soluciones sin conocer la problemática. Quizá las soluciones que plantean los hoteleros no son las que más convienen o ni siquiera ellos sepan cuáles son las más adecuadas.

¿Qué puede ofrecer al sector la puesta en marcha del parque temático ‘Puy du Fou’?
Hay que confiar en ello. Está levantando demasiadas expectativas y no por su capacidad de atracción sino porque mucha gente está confundida con esta rentabilidad y al albur del parque temático se está metiendo en inversiones que no va a rentabilizar. La rentabilidad de una vivienda turística es muy limitada y es más aconsejable una larga estancia.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD