La Tribuna de Toledo
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Diarreas y vómitos de vecinos de El Real alertaron del agua

J.M. - jueves, 22 de noviembre de 2018
El Ayuntamiento mantiene una semana después el aviso de que el abastecimiento no es potable a la espera de los resultados de los análisis

Una veintena de vecinos de El Real de San Vicente sufrieron hace una semana diarreas, y en algún caso vómitos, como reacción a probablemente una intoxicación con el agua del pueblo. El Ayuntamiento actuó el pasado día 15 con un comunicado en el que alertaba que de que el suministro no era potable, tal y como publicó ya este diario. Una semana después, el aviso continúa vigente a la espera de los resultados de las decenas de análisis efectuados por una empresa contratada por el Consistorio, como precisó el alcalde, Jorge Martín. Desde esa tanda de una veintena de afectados, no ha habido más casos en este municipio de un millar de habitantes perteneciente a la comarca de la Sierra de San Vicente.

Las primeras muestras evidenciaron la presencia de la bacteria ‘E. coli’, por lo que el Ayuntamiento aumentó inmediatamente el porcentaje de cloro. «Cien por cien no sabemos si fue el agua», indica el alcalde, quien apostilla que resulta «muy raro» que haya vecinos afectados y otros no, teniendo en cuenta que la procedencia es la misma.

El Ayuntamiento gestiona el servicio del agua y se abastece principalmente de la presa de El Piélago, de donde procede aproximadamente el 70 por ciento del suministro. El 30 por ciento deriva de captaciones locales al margen de esa masa de agua que comparte con Almendral de la Cañada, Navamorcuende e Hinojosa de San Vicente.

Los técnicos de la empresa contratada por el Ayuntamiento han tomado muestras en cinco puntos del municipio para inspeccionar la calidad del servicio en los laboratorios. Hoy se desplazará también personal de la Diputación para intentar localizar el origen de la presencia de la bacteria.

la presa del piélago. El alcalde sospecha que pueda proceder de la presa de El Piélago, dado que el resto de los ayuntamientos no utiliza apenas este recurso en los meses de invierno por el número bajo de visitantes. De esta manera se explica que la reacción de vecinos sólo haya afectado a El Real de San Vicente.

Las recomendaciones publicadas por el Ayuntamiento de El Real de San Vicente a los vecinos que se mantiene vigente desde el pasado día 15 se centran en beber agua embotellada, no lavar los alimentos con agua procedente del grifo aunque sí se pueda cocinar con ella. Además, subraya que el agua de las fuentes no está tratada ni pasa ningún control sanitario. No obstante, parte del millar de residentes se abastecen también con frecuencia de surtidores cercanos al núcleo urbano.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Toledo se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD